Contraloría a favor de inhabilitar a corruptos de función pública

El contralor Fuad Khoury respaldó también la propuesta de establecer la imprescriptibilidad de esos delitos para evitar que los deshonestos vuelvan a ocupar cargos públicos.
Foto: Referencial

La Contraloría respalda la propuesta del gobierno de inhabilitar a funcionarios públicos que comentan actos de corrupción en agravio del Estado y de establecer la imprescriptibilidad de esos delitos para evitar que los deshonestos vuelvan a ocupar cargos públicos, afirmó su titular Fuad Khoury.

Señaló que su organismo impulsa iniciativas de ese tipo, para evitar que los corrupción vuelvan al aparato estatal en instituciones distintas de las que fueron separados.

“Estamos totalmente de acuerdo con estas propuestas, inclusive anteriormente la Contraloría presentó iniciativas similares”, declaró.

Un informe de la Contraloría reveló que desde el 2009 se han registrado 2,477 denuncias contra funcionarios acusados de presuntos actos de corrupción durante el gobierno de Alan García.

En su mensaje a la Nación, el presidente Ollanta Humala Tasso planteó la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción y la inhabilitación a perpetuidad contra sus autores o cómplices para el ejercicio futuro de cualquier función pública.

Khoury subrayó que esta muestra de voluntad política al más alto nivel ayudará en enfrentar a la corrupción a nivel estatal.

El funcionario manifestó que a esa lucha deben sumarse los diversos sectores de la sociedad, a fin de actuar de manera conjunta, y supervisar el manejo de los recursos del Estado.

Consideró, de otro lado, que la aprobación del Pacto Ético Ministerial, por parte del Consejo de Ministros, es una “señal muy importante” para la lucha anticorrupción.

Opinó que las señales emitidas por el gobierno evidencian que la Contraloría podrá “trabajar de la mano” con todas las instituciones para implementar las medidas anticorrupción. Andina