Felipe Tapia

Mas de 400 piezas líticas de factura inca, pertenecientes al muro de una antigua casona, se cayeron en la calle Cabracancha del Cusco, por causa de la humedad y las lluvias.

Los vecinos señalaron que de continuar el deterioro de la construcción y las intensas precipitaciones pluviales, las viviendas adyacentes serán afectadas.

José Angel Miranda, hizo un dramático llamado a las autoridades locales para que puedan intervenir oportunamente, con el fin de evitar incidentes fatales.

Con el fin de constatar los daños, se hicieron presente en la calle Cabracancha, a dos cuadras de la Plaza de Armas, representantes de la Dirección Regional de Cultura, el Ministerio Público y la Policía.

Lea más noticias de la región Cusco