Luego de que Roberto Torres Gonzáles llegara hoy al palacio municipal de Chiclayo (región Lambayeque) y reasumiera funciones como alcalde, luego de que el Jurado Nacional de Elecciones optara por levantarle la inhabilitación impuesta hace dos meses, la saliente autoridad Elizabeth Montenegro no dudó en pronunciarse.

Ella insistió en señalar que es la máxima autoridad edil porque no fue notificada formalmente por el Jurado Nacional de Elecciones. “Todavía no recibo la notificación y por lo tanto todavía soy la alcaldesa”, precisó al permanecer en la biblioteca municipal, donde funcionan diferentes áreas administrativas de la comuna.

Dijo que Torres no está ejerciendo funciones como burgomaestre. “Yo no creo que haya asumido funciones. Lo que él está haciendo es pasearse por todas las áreas. Si hubiera asumido funciones ya hubiese designado sus nuevos funcionarios o de los contrario, estampado su firma en algún documento; pero aún no lo ha hecho”, expresó.

Montenegro también cuestionó a su otrora líder político. “Yo no sé porqué tanto insiste en estar en el cargo sabiendo que es una persona sentenciada, está atentando contra la ley. Hay desesperación de su parte y de los funcionarios que trabajaron con él”, indicó.

Finalmente, adelantó que continuará ejerciendo la representatividad del municipio en las ceremonias que se aproximan, mientras no reciba la respectiva comunicación del JNE, asegurando que la página web de esta entidad no es un medio formal.

Lea más noticias de la región Lambayeque