Esposa de espía peruano pidió a la prensa que no acose a su familia

Vecinos del suboficial FAP Víctor Ariza Mendoza, acusado de espiar para Chile, señalaron que la pareja estaba separada desde hace unos años.
Con la voz quebrada, la esposa del suboficial FAP Víctor Ariza Mendoza (45), acusado de espiar para Chile, pidió a la prensa que no acose a su familia y dijo estar ella y sus dos hijos muy dolidos con la noticia.

RPP llegó hasta el block 86 del conjunto habitacional Cruceta en el distrito de Surco, donde vecinos manifestaron que la familia del acusado de traición a la patria vivía en el departamento 101 desde hace ocho años. Sin embargo, señalaron que la pareja estaba separada desde hace unos años.

Los moradores comentaron que pocas veces veían al suboficial Ariza, y que llevaba una vida muy reservada. Algunos dijeron estar apenados con la noticia y otros más indignados pidieron la máxima sanción contra el acusado de espionaje.

Luego de las breves declaraciones que dio a RPP, Maria de Ariza, nadie volvió a responder horas más tarde en su vivienda de Surco, lo que hacía indicar que la familia habría abandonado el inmueble.

Cabe precisar que Mari Ariza tiene dos hijos con el suboficial FAP, un adolescente de 16 años y una niña de nueve.