Monseñor Pedro Barreto Jimeno, arzobispo de Huancayo (región Junín), contó a RPP Noticias su gran amistad con José Rotstain Helfman, más conocido como el mago Giorhini, fallecido el viernes 7 de noviembre a la edad de 46 años.   

“Lo conocí hace 15 años en Tacna cuando yo era director del Centro Cristo Rey del Niño Trabajador, él iniciaba su labor profesional e hizo una presentación a nuestro favor, fue un éxito rotundo”, recuerda monseñor Barreto.

Y precisamente, el último domingo, Ghiorini estuvo en Huancayo invitado por su amigo, para una presentación benéfica para la Casa de Acogida San Juan Diego, que acoge a niños con VIH, donde no se cobró dinero, solo se pidió víveres para los menores.

Monseñor Pedro Barreto recordó que, tras la presentación se fueron a cenar, luego compartieron una conversación en el despacho arzobispal donde le regaló unos recuerdos que trajo de Polonia, lugar de donde también tenía ascendencia el mago.

Solo deseo paz para su esposa Marcela y sus dos hijos, es una pérdida irreparable pero sé que tienen la fortaleza para superar el momento, eran una familia mágica, complemento perfecto uno del otro, estoy muy triste por la partida mi gran amigo”, finalizó.

Lea más noticias de la región Junín