El Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, monseñor Miguel Cabrejos, y los obispos radicados en la región selva manifestaron su “gran preocupación” por la reciente publicación de los Decretos de Urgencia N° 001–2011 y N° 002–2011, que facilitan la ejecución de 33 proyectos de inversión.

A través de un comunicado, los representantes eclesiásticos explicaron que los decretos en mención exoneran a estos proyectos del estudio de impacto ambiental. Recordaron que dicho estudio es “fundamental para toda actividad extractiva y energética” porque alerta de las implicancias de los planes de inversión en el ecosistema y en las personas.

Es preocupante que estos decretos puedan convertir la exigencia de los estudios de impacto ambiental en un requisito administrativo no obligatorio”, señalan.

“En los últimos años, como pastores hemos asistido a distintas solicitudes de mediación entre las comunidades y el Estado, a fin de evitar situaciones de violencia producto de la agudización de los conflictos sociales”, agrega el documento.

La Iglesia alertó que desde diciembre pasado se conocen de más de 200 conflictos sociales, “la tercera parte de ellos vinculados al manejo del agua y recursos hídricos”.

Los conflictos sociales se pueden prevenir y evitar si actuamos a tiempo. El desarrollo requiere el respeto a nuestra tierra y su gente”, sentencia.