Inundaciones y derrumbes afectan ciudades de la sierra y selva

Miles de pobladores afectados han dejado las inundaciones y derrumbes, producto de las lluvias, en ciudades como Madre de Dios, Puno, Apurímac y Pasco.
RPP/Angela Pachari

Este fin de semana varias ciudades de la sierra y selva del Perú se vieron afectadas por las intensas lluvias que originaron huaicos, inundaciones y derrumbes que han dejado miles de pobladores damnificados.

En Madre de Dios, el presidente regional, Jorge Aldazábal Soto, informó que son 8 mil los afectados y 4 mil los damnificados por el desborde de los ríos Madre de Dios y Tambopata, debido a las intensas lluvias.

Ante esto, el Ejecutivo declaró en emergencia por 60 días varios distritos de las provincias de Tambopata, Manu y Tahuamanu con el objetivo de ejecutar medidas de excepción que permitan rehabilitar las zonas afectadas por los eventos naturales.

Asimismo, en la provincia puneña de Sandía, se reportó un huaico que dejó cuatro viviendas sepultadas en el barrio Selva Alegre, en distrito de San Pedro de Putina Punco.

De igual forma, cuatro tramos de la carretera que une Juliaca, capital de la provincia puneña de San Román, con la selva están bloqueadas por derrumbes que cayeron en la zona.

El centro del Perú tampoco es ajeno a la presencia de estos desastres naturales. En Pasco, fuertes lluvias generaron deslizamientos de tierra y piedra en varios tramos de la carretera que une a las provincias de Daniel Alcides Carrión y Cerro de Pasco.

Debido a esto una cantidad considerable de vehículos de transporte interprovincial y de carga se encuentren varados, lo que ha obligado a los pasajeros a continuar su camino a pie.

En la sierra sur del país, exactamente en el distrito de Huancaray, a 60 kilómetros de la ciudad de Andahuaylas, región Apurímac, 25 viviendas quedaron afectadas e inhabitables debido al deslizamiento de tierra a causa de las intensas lluvias.

Las autoridades de Defensa Civil y de Defensa Nacional recomendaron a los pobladores de la zona buscar un lugar seguro para su reubicación, teniendo en cuenta que las precipitaciones pluviales continuarán hasta el mes de abril.