Los tesoros del Señor de Sipán en Lambayeque

En Lambayeque, el ajuar funerario más famoso es sin duda el del Señor de Sipán, descubierto por un grupo de arqueólogos encabezados por Walter Alva Alva en 1987.
Juan C

A lo grande se celebra el décimo aniversario del funcionamiento del majestuoso Museo Tumbas Reales del Señor de Sipán, ubicado en la urbanización Miraflores de la ciudad Lambayeque, a una cuadra del Mercado Modelo de esta ciudad, ubicada a 11 kilómetros al norte de la capital regional Chiclayo.

El museo en sí ya es una joya arquitectónica porque está diseñado siguiendo los patrones de los expertos arquitectos mochicas, que hace siglos levantaron hermosos palacios, grandes ciudades, templos, grandes canales de irrigación, uno de los cuales hasta aún es usado en el valle Chancay.

En Lambayeque, el ajuar funerario más famoso es sin duda el del Señor de Sipán, descubierto por un grupo de arqueólogos encabezados por el famoso Walter Alva Alva en 1987.

En la tumba del Señor de Sipán se encontraron emblemas que eran símbolos de poder, cerámicos, orejeras y mosaicos que representan al Señor de Sipán y animales como símbolos religiosos.

Orfebrería

Los moches destacan por la alta tecnología para elaborar pequeños objetos de oro y plata, así como lograr dorar el cobre, algo que los joyeros del mundo recién han logrado hace unas décadas cuando ya se conocía la electricidad e insumos químicos que ahora usan. La pregunta del millón es ¿cómo lo hicieron los mochicas o qué técnica usaron en una época pues no conocieron la electricidad?

Los Mochicas

La cultura Mochica o Moche, una de las más evolucionadas y complejas del Nuevo Mundo, se desarrolló entre los siglos I y VII después de Cristo en la larga y angosta franja desértica de la costa norte de Perú.

Los Mochicas fueron una sociedad muy desarrollada que nos dejaron hermosos objetos de oro que han sido desenterradas en las diversas tumbas halladas tanto en Lambayeque como en La Libertad.

En esta área se encuentran los restos de sus colosales templos piramidales, palacios, fortificaciones, obras de irrigación y cementerios que testimonian un alto desarrollo artístico, tecnológico y organizativo.

Por: Juan César Cabrejos

Lea más noticias de la región Lambayeque