Seis turistas fueron arrestados por causar daños en templo de Machu Picchu. | Fuente: AFP | Fotógrafo: HO

Mediante una conclusión anticipada, la Fiscalía Provincial Mixta de Machu Picchu obtuvo una condena de tres años y cuatro meses de prisión suspendida para el turista argentino que causó daños en templo de la ciudadela inca.

Se trata de Nahuel Gómez (28), quien se declaró culpable del delito de afectación al patrimonio cultural de la Nación en la modalidad de destrucción de bienes prehispánicos, pero cumplirá su sentencia en libertad bajo ciertas reglas de conducta.

Entre las medidas, se acordó que pague una reparación civil de S/ 5,000 conforme al informe presentado por el Ministerio de Cultura, y como pena accesoria, una multa de S/ 1,195 que debió terminar de pagar hoy.

El argentino, quien se presentó como "viajero de oficio", será expulsado del país una vez que pague la multa y se prevé que también quedará con prohibición de volver a Perú durante 15 años.

Deportados y prohibidos de regresar

Una vez en Argentina, tendrá que reportar sus actividades mensualmente en el Consulado peruano de la ciudad de Salta.

La fiscal provincial María Huaco Cateriano estuvo a cargo del caso en la etapa de investigación preliminar, mientras que en el proceso especial intervino la abogada del Ministerio de Cultura, María Cristina Sucso Quispe.

Otros cinco turistas extranjeros detenidos con Nahuel Gómez el 12 de enero -una francesa, un argentino, un chileno y dos brasileños- fueron deportados el jueves y tienen prohibición de entrar a Perú durante 15 años.

Los seis extranjeros fueron detenidos en una zona restringida de la ciudadela, a la que ingresaron sin pagar entrada. Gómez admitió que él extrajo una piedra que al caer desde un muro de seis metros provocó una "hendidura en el piso" del famoso Templo del Sol, dedicado a la mayor deidad de los incas.

¿Qué opinas?