El problema del feminicidio en el Perú es muy grande, pues de cada diez mujeres cuatro son víctimas de violencia en sus propios hogares, según informó a RPP Noticias la doctora Ana Mendieta, directora del Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual.

En el Día Internacional de la Erradicación de la Violencia contra la mujer, se informó que, según un estudio del 2012 del Ministerio de la Mujer, el 37.02% de las mujeres peruanas son víctimas de la violencia.

Con ese motivo, este lunes se realiza una ceremonia de entrega de lazos blancos en la Estación Central del Metropolitano, como parte de la campaña ”Actuemos ahora, basta de violencia contra la mujer”.

La doctora Mendieta dijo que a pesar de que en el Estado se está trabajando contra este flagelo, se  necesita un plan en los gobiernos regionales, locales y en la sociedad en general, "es urgente un plan de prevención que tenga su base en los cambios culturales. Es un trabajo que debe realizarse desde la niñez y la familia a mediano y largo plazo. Necesitamos centros para atender a las mujeres afectadas" dijo en RPP Noticias.

¿Cómo se instaura una cultura de no violencia, nadie dice nada?

La especialista respondió que se necesita más sensibilización en la población, pues solo nos damos cuenta de violencia familiar cuando hay un feminicidio, un asesinato contra una mujer. "Los hombre cortejan  a las mujeres pero también insultan, no respetan. Necesitamos más respeto, brindar los mismos derechos a hombres y mujeres y desterrar el concepto de que la mujer es un objeto", explicó.

En ese sentido pidió trabajar desde la niñez. Informó que desde el ministerio de Educación se viene trabajando desde el 2006.

"Los profesores deben tener un papel fundamental en la comunidad educativa, con los alumnos; desde allí vendrá el cambio. Estamos trabajando desde el sector educación en los campos de los DDHH, en el respeto a la otra persona. La base de todo acto de violencia es un acto de discriminación.

Finalmente, indicó que todos los miembros de la comunidad tienen un rol activo en la lucha contra la violencia de género, una campaña de sensibilización en todos los sectores de la sociedad pues la violencia familiar tiene patrones familiares y empieza en la familia.

Por su parte la licenciada en Ciencias Sociales, Cariño Ramos manifestó que en su sector han hecho una comparación desde el 2000 al 2010 donde encontró que la violencia contra la mujer se transmite de generación a generación.

La gerente nacional de soporte de programas de la ONG Plan informó que el maltrato de género tiene pautas de crianza. Por ejemplo, dijo, un piropo o un castigo a un niño es un maltrato.

Un estudio de su institución indica que el 27% de las madres que crían en casa usan el maltrato físico para amonestar a sus niños.

Explicó que la discriminación se inicia incluso antes de que nazca una niña. "Los hombres se siguen formando con cánones machistas, eso debe cambiar desde la primera infancia. Aquí se debe trabajar en todos los sectores del Estado. La currícula debe ser cambiada el ministerio de educación de tal manera que se enseña el respeto a la mujer", afirmó en Ampliación de Noticias.

Lamentó que en el Perú a la mujer se le enseña a ser madres desde niñas pero al hombre no se les da pautas para ser padres. "Lamentablemente, los medios de comunicación también influyen en el trato contra la mujer. Vivimos en una sociedad donde la mujer es un objeto de pertenencia", expresó.

Indicó que ya se han producido 99 casos de feminicidio entre enero y octubre de este 2013; y la principal razón son los celos: "O eres mía o de nadie".

Atención a los números

- 5 de cada 10 mujeres está sufriendo algún tipo de violencia en el país.

- Física: 36 de cada 100 mujeres están sufriendo violencia física.

- Psicológica: 35 de cada 100 mujeres están sufriendo violencia psicológica.

- Contar con estudios superiores no marca diferencia para ser víctima de violencia. En todo nivel educacional está presente la violencia.

- 4 de cada 10 mujeres que han sufrido violencia física y psicológica. Siendo niñas lo toleran en la adultez.

- 27% de las madres usan el maltrato físico, ya sea para educar, corregir o amonestar a sus hijos e hijas.