RPP/Mauro Ccapa

La celebración en honor a Santiago Apóstol, patrono de la ciudad puneña de Lampa, se inicia el 24 de julio, víspera al día central, donde los devotos visten a la imagen que tiene un tamaño real.

Si bien, se desconoce la fecha desde cuando se realiza la festividad, según el profesor Gaspar Miranda Ramos, todavía mantiene su originalidad pues se mantienen costumbres ancestrales.

El 24 de julio, de todos los años, se viste al apóstol de Jesús quien está sentado sobre la imagen de un caballo blanco. Lo hacen los alferados de la celebración. Además se cambian a las otras imágenes que se encuentran dentro del templo que lleva el nombre del santo patrono de la Ciudad Rosada.

Dicen que esa celebración es asimilada aun con más fervor por la población proveniente del sector rural, al pueblo que hace años era denominada como San Santiago Mata Indios, como lo sostiene Gaspar Miranda Ramos.

El día central, el 25 de julio, los devotos y alferados participan de la misa en el templo Santiago Apóstol. Luego, se inicia la procesión de la imagen que es acompañada de unos 40 santos del templo, además de algunas traídas desde las comunidades campesinas e instituciones de Lampa, conocida como la Ciudad Rosada.

Horas después, se inicia el concurso de los khaperos y sus pitobandas quienes interpretan melodías compuestas para esa festividad al son instrumentos elaborados en quenas, bambúes y carrizo; así como bombos de cuero.

Los khaperos al son de los pitobandas demuestran su habilidad y destreza en el manejo de los caballos, y el jurado además califica su vestimenta original. La competencia se realiza en la portada principal del templo de Lampa.

Al día siguiente, en horas de la mañana, la celebración se inicia con la procesión de Santa Ana que acompaña a la imagen de Santiago Apóstol. 

En horas de la tarde se realiza el acto del Gallo T"ipi que se caracteriza en colocar dos columnas y una soga, donde se cuelga un gallo y debe ser cogido por el khapero. Quien coge al gallo se lo lleva.

Las tardes taurinas

Durante los días 29, 30 y 31 de julio, se realizan las tardes taurinas en el ruedo Plaza de Toros Arenas del río Lampa. Cada día se ofrecen cuatro toros de muerte.

Cada día se realiza la recepción de los invitados y cada agrupación entrega un enjalme que es una especie de tela con el nombre de los alferados a quienes participarán de la celebración.

Estas van acompañadas de bandas musicales o músicos de diversas celebraciones como wifalas, pitubandas entre otras, quienes se trasladan hasta el ruedo.

En el local, los palcos tradicionales son confeccionados por los alferados pasantes. Es decir que cada familia que pasó la fiesta tiene derecho a colocar un palco para ser parte de la corrida a diferencia del público.

En un intermedio de la corrida, el alferado invoca a la gente que desea asumir el nuevo alferado y de no haberlo se designa a uno.

Por: Paty Condori Huanca

Lea más noticias de la región Puno