Referencial

Una mujer asfixió a su hija de tan solo cuatro meses edad y luego intentó suicidarse atándose una soga al cuello, en un caso que ha conmocionado a la ciudad de Puno.

María Condori, de 37 años, pudo ser salvada gracias a la intervención de sus vecinos, quienes al ser advertidos por otra de las hijas de la mujer la trasladaron hasta el hospital Manuel Nuñez Butrón.

En el centro de salud se viene recuperando la madre de familia, mientras tanto la Policía investiga el caso tratando de hallar las causas de este condenable crimen.