Tras varias horas en que decenas de vehículos permanecieron varados, debido a una espesa capa de nieve que cubría la vía, operaciones de limpieza posteriores permitieron restablecer el tránsito en la carretera de Arequipa que conduce hacia las ciudades de Puno y Cusco.

La suspensión del tránsito vehicular se efectuó desde el sector de Imata, en Arequipa, hasta Santa Lucía, en Puno, donde la madrugada del domingo cayó nieve, granizo y lluvia obstaculizando el paso de buses y camionetas.

Según precisa la agencia Andina, Covisur (concesionario de la carretera Arequipa–Puno), dispuso desde tempranas horas de hoy la limpieza de la pista con cargadores frontales.

Asimismo, informa que Los buses que quedaron atrapados en la nieve en el tramo de Imata y Santa Lucía llegaron a su destino con varias horas de retraso, zona que fue la más perjudicada por la intensa nevada en la zona. (Foto: Andina)