RPP/Edgar Romero

Los padres de familia del colegio Enrique Paillardelle exigieron cadena perpetua para el docente Javier Eusebio Ticona Mayta quien fue detenido el pasado 20 de abril por haber abusado sexualmente de varios menores de edad; entre ellos, sus propios alumnos del sexto grado de primaria.

Son 17 las presuntas víctimas que se atrevieron a contar los abusos con ayuda de sus padres ante las autoridades policiales y del Ministerio Público; sin embargo, no se descarta que existan más víctimas en otros colegios donde anteriormente laboró el investigado.

Javier Ticona, que el próximo 18 de agosto cumplirá 47 años de edad, confesó a la Policía Nacional que al menor B.C de 11 años lo ultrajó en dos oportunidades dentro del salón de clases. La primera vez aprovechó que el resto de alumnos hacían educación física en el patio del plantel.

Asimismo, dijo que al alumno A.B de 11 años le realizó tacamientos en sus partes íntimas dentro de su habitación que tenía alquilado a unas cuadras cerca al colegio.

Cabe indicar que la PNP encontró 51 fotografías de rostros de menores en el celular del agresor quien se encuentra recluido en el penal San Antonio de Pocollay y que a través de su abogado se acogió a la confesión sincera.
 
Las autoridades continúan con las investigaciones desbaratando el modus operandi del denominado “monstruo del colegio”.

Lea más noticias de la región Tacna