Vizcatán del Ene: a un año de la masacre terrorista
Vizcatán del Ene: a un año de la masacre terrorista

La noche del 23 de mayo de 2021 ráfagas de armas de fuego alertaron a los pobladores de San Miguel del Ene, capital del Vizcatán. Mientras algunos buscaban ocultarse, los miembros del Comité de Autodefensa se trasladaron a la zona conocida como 'Shimpishariato' de donde provenían los disparos.

La escena fue de terror. Los cuerpos de 16 personas, entre ellas cuatro niños, yacían en el suelo con varios impactos de bala. Algunos fueron calcinados, narró el juez de paz del distrito, Leónidas Casas.

La alerta a las autoridades policiales y militares tardó alrededor 8 horas por la lejanía de la comisaría, Por la proximidad geográfica la denuncia sobre lo ocurrido se realizó en el puesto policial de Natividad de la región Cusco, situado a dos horas del lugar de la masacre. Hoy, luego de un año, el panorama es similar, como lo describe la autoridad local.

"El único que da orden acá es el autodefensa interna de todo a nivel del distrito, a nivel del VRAEM, siempre estamos formalizados para ver casos que se suscitan pues la delincuencia siempre suscita en esta zona, hay personas requisitoriadas, personas violadores algunos, vienen pues ¿no? como a escaparse a esta zona y están pues a méritos acá pero, nosotros no sabemos, la autodefensa no sabe que delitos tienen estas personas, muchas veces están acogidos en esta zona", señala Leonidas Casas.

Las versiones sobre la autoría y el porqué de la matanza fueron múltiples. Para las Fuerzas Armadas y Policiales, fue perpetrado por el delincuente terrorista conocido como camarada 'Carlos' que pertenece a la facción de Sendero Luminoso, enquistada en esta zona del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

El coronel EP en situación de retiro, Juan Carlos Liendo, que brindó 19 años de servicios de Inteligencia al Ejército Peruano, explica que lo ocurrido en Vizcatán del Ene es una muestra de poder y control del grupo terrorista, ahora asociado con el narcotráfico, en un contexto de elecciones presidenciales. El exoficial explica que el interés de los narcoterroristas por el Vizcatán del Ene es por dominar la ruta de la droga

"Es un eje de comunicaciones, de pasos obligados que hoy se utilizan para la ruta del narcotráfico desde la selva hacia la costa ¿no? A través de Ayacucho o a través de Junín, simultáneamente, obviamente se proyecta al norte sobre Ucayali y sobre La Convención en Cuzco en las zonas donde están las pistas de aterrizaje clandestino", señala.

 

Según cifras de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) entre el 2019 y 2020 el Perú alcanzó el puesto dos, después de Colombia, como la zona andina con más producción de hoja de coca. El Vraem concentra la mayor cifra de producción del país y es Vizcatán del Ene el segundo distrito con el 91% del cultivo contabilizado en la zona.

Según el especialista en temas de narcotráfico, Pedro Yaranga, la cifra real sería mayor. Añade que pese a la baja del precio de la arroba de hoja de coca, la producción no se ha reducido debido a fuentes externas.

"Hay un abandono voluntario porque no es rentable, sin embargo, algunos clanes siguen inyectando dinero para comprar droga a menor costo y eso es lo que están sacando y esos son las capturas que también se realizan, pero hay una buena cantidad que por lo menos han encontrado de que el tema del monocultivo no es ninguna solución, no solo por el tema ambiental sino también por el tema económico más de 40 años en las mismas condiciones", explica.

Hoy en día son cerca de 100 familias que han abandonado el distrito, no solo por la disminución del precio de la hoja de coca sino también por las continuas amenazas terroristas al ser sindicadas como informantes de las Fuerzas Armadas, además de las precarias condiciones de vida en la zona.

Para autoridades y especialistas la ausencia de un plan de desarrollo, de parte del gobierno, para esta zona, es evidente. En el ámbito de seguridad, de las 78 bases militares que se instalaron a nivel nacional desde hace más de 10 años, hoy quedan 46. El jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Manuel Gómez de la Torre, refiere que el cierre de algunas bases militares permitirá reforzar otras zonas más difíciles, como la del Vizcatán.

"Por supuesto que tenemos una política de Estado con respecto a lo que es la lucha contra el terrorismo y la lucha con el tráfico ilícito de drogas, hoy está especificado en la norma, nosotros en base ¿no? a esos documentos generamos nuestras directivas en el nivel del Comando Conjunto, por ejemplo, directiva de lucha contra el terrorismo, directiva de lucha contra el tráfico ilícito de drogas, dependiendo el lugar, no hacemos las cosas al azar", dijo.

De los más de 5 mil habitantes de Vizcatán el 40% son migrantes. Muchos están cansados de ser satanizados como aliados del narcoterrorismo, aunque la actividad económica de otro tanto no es un secreto. Está en manos del Estado cambiar la imagen del Vizcatán y cumplir con las promesas que se hicieron tras el atentado terrorista de hace un año.

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿En qué se parecen el fútbol y el coronavirus? El Dr. Elmer Huerta responde: