Sujeto acusado de pedofilia
La policía halló gran cantidad de preservativos y lubricantes en la habitación del procesado. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Manuel Sarango

La Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa del Santa (región Áncash) solicitó nueve meses de prisión preventiva para Víctor Manuel Araya Fidel (51), quien es acusado de pedofilia y fue detenido cuando se encontraba con un menor de edad.

Los fiscales a cargo del caso, José Antonio Sánchez Rodríguez y Mónica Machay Villanueva, consignaron como graves y fundados elementos de convicción para solicitar el internamiento del sujeto en el penal Cambio Puente, el acta de denuncia verbal realizada por la madre del menor, el acta de intervención policial, el acta de registro personal y el de incautación.

Además, consideraron del acta de entrevista única en cámara Gesell realizada al menor agraviado, las conversaciones entre el sujeto con el menor a través de uan conocida red social, el acta de visualización del celular del procesado, entre otros elementos que serán expuestos en la audiencia de pedido de prisión preventiva.

El detenido será investigado por la presunta comisión de los delitos de actos contra el pudor en agravio de un menor de edad y por proposiciones sexuales a niños, niñas y adolescentes.

La Fiscalía solicitó a todos aquellos que logren reconocer a Víctor Manuel Araya Fidel como su agresor que formulen su denuncia.

Investigación. La Policía Nacional dio a conocer que Víctor Manuel Araya Fidel (51), sujeto acusado de pedofilia, tenía en su habitación 200 preservativos y 330 lubricantes de diferentes marcas.

El sujeto fue capturado el último sábado en una celada, tras la denuncia que formuló la madre de un menor de 14 años, quien dio a conocer que el sujeto había citado a su hijo en la Plaza 28 de Julio.

En efecto, el menor acudió a la cita y el sujeto lo llevó hasta su domicilio en la urbanización Los Cipreses, en Nuevo Chimbote, donde lo sorprendió la policía y lo detuvo.

Según la policía, el individuo captaba a sus víctimas a través de la red social y se constató que la mayoría de sus contactos eran menores de edad varones. Endicaron que e ofrecía comida y dinero a sus víctimas.