Los familiares recibieron los restos de sus difuntos desaparecidos hace más de 30 años | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Franzely Barboza

Después de 37 años, 79 retos de las víctimas de la masacre de Accomarca, fueron entregados a sus familiares para ser sepultados, informó Fernando Ochoa alcalde del distrito de Accomarca, provincia de Vilcas Huamán, región Ayacucho.

Ochoa dijo que la restitución es parte de una justicia incompleta, porque después de la violencia que sufrieron de parte del Ejército Peruano y del grupo terrorista Sendero Luminoso, el Estado y los diversos gobiernos que pasaron, se olvidaron de Accomarca y de sus 500 habitantes que cada día se esfuerzan por salir de la pobreza.

"Hace 37 que paso esto, el Estado no ha dado ninguna mirada a Accomarca. Una forma de resarcir y de reparar es ver cómo está Accomarca hasta la fecha. ¿Cómo está en sus servicios básicos, cómo está la población? Porque la violencia a nosotros nos ha dejado pobreza y desplazamiento", expresó. 

La entrega de los cuerpos se realizó en la plaza principal de Accomarca con presencia de las principales autoridades de la región Ayacucho y del premier Aníbal Torres, quien estuvo acompañado de Félix Chero, ministro de Justicia.

"Nunca más deben ocurrir estos hechos"

Torres indicó que no debe volver a repetirse estos hechos y que el Estado no debe enlutar más a las familias, y que las acciones de un grupo de militares que cometió este crimen no deben ser motivo para cuestionar el trabajo y servicio del Ejército Peruano.

"Patrullas militares del Ejército de la base de Vilcashuamán igresaron a Accormarca, actuando almargen de la ley; con crueldad y brutalidad; contra civiles, alegando órdenes impartidas por sus superiores. Fueron unos cuantos militares, no fueron todos los militares, no todos son de esta calaña. Nunca más deben ocurrir hechos como los que se produjeron en Accomarca, donde las ejecuciones extrajudiciales y las desapariciones forzadas fueron un medio para combatir el terrror en nuestra patria", manifestó. 

El 14 de agosto de 1985, cuatro patrullas del Ejército dirigidas por el subteniente Telmo Hurtado, conocido como el “Carnicero de los Andes, ingresaron a la comunidad de Huancayoc, en la parte baja de Accomarca, quienes mataron y quemaron a casi todos los habitantes, entre ellos menores de edad, alegando que eran integrantes del grupo terrorista Sendero Luminoso.

Según el informe final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), la masacre de Accomarca es uno de los casos más atroces de país, en donde se han transgredido los derechos humanos por agentes del Estado.

El premier Aníbal Torres acudió hasta Accomarca para entregar los restos. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Franzelly Barboza