Los ambulantes se apropian de espacios públicos en las calles Eguren, Sinchi Roca y la avenida España, entre otras. | Fuente: Cortesía

Solo en el distrito de Trujillo, el número de vendedores ambulantes se incrementó a unos 13 mil a consecuencia de la pandemia del nuevo coronavirus, informó el jefe de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad Provincial de Trujillo, Eduardo Molero Oyola.

Manifestó que el incremento de los ambulantes se debe al despido de trabajadores tanto del sector público y privado cuyos centros de labores tuvieron que cerrar para evitar el contagio masivo de la COVID-19.

El funcionario indicó que antes de la pandemia se tenía de 5 mil a 6 mil ambulantes que se ubicaban en los alrededores de los mercados ex Mayorista, La Hermelinda, entre otros.

"Este es un problema nacional. Ahora los ambulantes son jefes de familia y salieron a las calles para ganar algo para la alimentación de sus hijos", señaló Molero.

El número de comerciantes ambulantes incrementó en más del 50%.
Jefe de Seguridad Ciudadana, Eduardo Molero
00:00

El funcionario expresó su preocupación porque ahora es difícil controlar el comercio ambulatorio debido a la baja de agentes de Serenazgo y de la Policía Nacional, porque están infectados con el nuevo coronavirus o porque cumplen cuarentena.

Sin embargo, señaló que, a pesar del déficit de personal, los serenos seguirán contando con el apoyo del Ejército Peruano. "Haremos todo lo posible para evitar el contagio masivo en las cuadras 19, 20 y 21 de la avenida España, donde se han ubicado los ambulantes", aseguró.

Refirió que la ciudadanía tendrá que tomar conciencia tras el levantamiento de la cuarentena y de no ser así el gobierno tendrá que retroceder en su determinación y aplicar nuevamente el aislamiento social.