Todos los fármacos fueron trasladados hasta los almacenes de la Gerencia de Salud para ser incinerados. | Fuente: Cortesía

La policía decomisó media tonelada de medicamentos vencidos y sin registro sanitario que se vendían en una botica clandestina del distrito de La Victoria, de Chiclayo.

En el local tres personas atendían a 15 pacientes, a los cuales recetaban medicamentos para tratar diversas dolencias, entre ellas la COVID-19, informó Carlos Peña Iparraguirre, responsable del área de fiscalización de la Gerencia Regional de Salud.

"Hay atención de pacientes por personas no autorizadas que ejercían la profesión médica. Quince pacientes esperaban su turno. Al momento de la intervención se ha encontrado productos farmaceúticos, dispositivos médicos y productos sanitarios en la mal estado de conservación, de procedencia desconocida y sin registro sanitario", señaló.

Los tres detenidos fueron trasladados a la comisaría sectorial por el presunto ejercicio ilegal de la profesión de médico. Mientras que, los fármacos serán incinerados y por el momento, se guardan en los almacenes de la Gerencia de Salud.

Intervenciones policiales

El último fin de semana, la policía intervino a cerca de 500 personas en diferentes puntos de la ciudad debido a que incumplieron la inmovilización social obligatoria y las normas de salubridad del estado de emergencia.

En el primer operativo, se intervino a 348 personas que se encontraban en cantinas, bares y reuniones sociales de la zona urbana y periférica de Chiclayo. Aquí, la policía aplicó pruebas rápidas y el 30% de ellos arrojó positivo para el nuevo coronavirus.