Los comuneros kañarenses tratan de apagar el fuego, una tarea titánica en la cual el viento juega en contra de ellos. | Fuente: RPP Noticias / Juan Cabrejos Becerra | Fotógrafo: Cortesía Lourdes Contreras Vásquez

La presencia de brigadas del sector Salud en el caserío Pampa Grande, jurisdicción del distrito de Kañaris, solicitan los comuneros, para que ayuden a las decenas de mujeres comuneras que por apagar el fuego, están sufriendo los estragos del humo.

Según informes de las autoridades locales hay tres personas con hemorragia y las demás tienen problemas de asfixia.

Los comuneros están pidiendo que la Gerencia de Salud del Gobierno Regional de Lambayeque autorice que baje a Pampa Grande la enfermera del único puesto de salud más cercano ubicado a cuatro horas, a llevar medicamento.

Un dirigente comunal dijo que el puesto de Salud de Chiñama no cuenta con medicamentos ni mascarillas y ante la emergencia, piden que se disponga que personal de Salud de otras postas lleguen para ayudar a atender en la zona.

¿Qué opinas?