Corte Superior de Justicia de Lambayeque. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Rosario Coronado

El Colegiado Penal de Lambayeque impuso cadena perpetua al panadero, José Sandoval Inoñán (47), por los delitos de actos contra el pudor y violación sexual, en agravio de su hija de iniciales A.S.L (12).

Ordenó su captura a nivel nacional e internamiento en el penal de Chiclayo y fijó la suma de siete mil soles por concepto de reparación civil, monto que el sentenciado deberá abonar a favor de la agraviada.

La condena se logró a solicitud de la Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Lambayeque, a cargo de Yulissa Bardales Flores, quien en juicio acreditó la responsabilidad del imputado con las pericias psicológicas y el médico legal, practicadas a la agraviada.

Según la investigación, en marzo de 2010, cuando la menor tenía 11 años fue víctima de actos contra el pudor por el acusado en el hogar que ambos compartían, en la provincia de Lambayeque. Los vejámenes continuaron hasta noviembre de 2013.

Estos abusos recién se descubrieron al año siguiente cuando la agraviada escapó de su vivienda y contó lo sucedido a la madre de una amiga, quien finalmente formuló la denuncia ante la Policía que inició las investigaciones con la Fiscalía. 

 

Sepa más:
¿Qué opinas?