Multarán con mil soles a personas que se nieguen a fumigación

Ejército y Salud saldrán acompañados de fiscalizadores municipales y fiscales de Prevención del Delito para contrarrestar la renuencia a estas acciones de lucha contra el dengue.
Fiscales del Ministerio Público y fiscalizadores municipales acompañan ahora a los fumigadores para reducir la renuencia de quienes no quieren dejar fumigar sus hogares. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Juan Nunura

Las acciones de fumigación en la lucha contra el dengue se realizarán con apoyo de fiscales de Prevención del Delito y personal de fiscalización de las municipales, que impondrán multas con sanciones punitivas a las personas renuentes que nieguen la intervención de los fumigadores en sus casas o locales.

La primera multa se impuso en la urbanización Bello Horizonte, donde una mujer negó el ingreso de los fumigadores alegando que tenía personas enfermas con asma y no permitía el ingreso de los soldados ni del personal de Salud.

La segunda multa fue un caso emblemático. La propietaria de la casa ubicada en la Mz A1 Lt 08 de la urbanización Bancaria I Etapa, Silvia Rodríguez Gonzales, se negó tajantemente a la fumigación porque tenía cuatro perritos a los que dijo, no quería exponerlos.

En ambos casos el personal de fiscalización de la Municipalidad de Piura procedieron a aplicar la multa por negarse a esta fumigación obligatoria. La sanción punitiva es del 25 % de una UIT, equivalente a 1 012 soles. La fiscal Carmen Zapata procedió a levantar un acta de notificación por el hecho en agravio de la salud pública de las personas.

“La presencia de los fiscales y las multas impuestas son una herramienta más para lograr que todos los ciudadanos acepten la fumigación y así sigamos venciendo al dengue en medio de esta emergencia sanitaria. Es un trabajo muy importante el que cumplirán también los fiscales y fiscalizadores”, comentó el gobernador piurano Reynaldo Hilbck.

Las acciones de fumigaciones también continuaron en sectores de Castilla. RPP Noticias acompañó la jornada en el sector Villa Turicará en donde se evidenció que muchas casas estaban cerradas y los fumigadores tuvieron que hacer esfuerzo de ingresar incluso sus máquinas puntiagudas por debajo de las puertas, ventanas o algún espacio que permita nebulizar las viviendas y dar ataque al zancudo vector que trasmite esta enfermedad del dengue.

Sepa más:
¿Qué opinas?