Las embarcaciones informales no cumplen con las normas y son un riesgo para la biodiversidad. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Guioconda García

Por Guioconda García


En la provincia de Paita, departamento de Piura, circulan alrededor de tres mil embarcaciones dedicadas a la pesca de anchoveta, perico, arrastre y otras especies. Sin embargo, el 50% de estas no tienen sus documentos en regla, sobre todo, no cuentan con el zarpe, un permiso necesario para salir al mar, según el capitán del puerto de Paita, Eduardo Atkis.La misma fuente indica que el 20% de las embarcaciones que navegan las aguas de Paita no están formalizadas y esta marginalidad, incluso, ha provocado, en enero de este año, la muerte de un tripulante de apenas 15 años. Atkis lo explica así.

“Bastantes casos se ven de embarcaciones que salen sin zarpe. El zarpe es un documento con el que yo le otorgo el permiso a la embarcación para que salga a realizar sus operaciones ya sea faenas de pesca u otro tipo de operaciones. En el zarpe consignan el rol de tripulación y los documentos que la embarcación debe tener. Ahí nosotros verificamos que la embarcación esté al día con sus documentos”, dijo a RPP Noticias. 

Los pescadores artesanales piden a las autoridades del Ministerio de Producción más facilidades para formalizarse. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Guioconda García

IINVESTIGACIONES PENALES

La pesca ilegal es un pan de cada día en el mar piurano. La Fiscalía de Medio Ambiente de esta región realiza más de cien investigaciones al año por pesca y tráfico ilegal de especies acuáticas en la costa de Paita y Sechura, según la fiscal Silvia Rumiche Rochabrún.

Lo que más se trafica es: pulpo, conchas de abanicos, palabritas, molusco, pico de pato, caballa y cabrilla. Incluso, en ocasiones se han decomisado troncos de tiburón, explica Rumiche.

“Más o menos 114 investigaciones, de las cuales 42 son por el delito de extracción ilegal de especies acuáticas y 72 son por el delito de tráfico ilegal. Puede ser tanto por aparejos prohibidos o artes de pesca prohibidos o por no contar con los permisos de pesca. En el año 2020 igualmente hubieron varias investigaciones por el tema de trafico de tronco de tiburón: 8834 kilogramos, aproximadamente 255 troncos de tiburón, son especies que se encontraban protegidas por la legislación nacional", precisó. 

Edwin Houghton, presidente de la Asociación de Armadores Pesqueros Artesanales del Mar de Paita, la cual cuenta con 89 socios y 312 embarcaciones, señala que el Estado no les brinda facilidades para continuar con su proceso de formalidad por la inestabilidad en los cargos ministeriales y regionales en el sector Producción.

“Cada dos meses o tres meses nos cambian de ministros. Venimos con más de una docena de ministros desde el 2018 hasta la actualidad y hasta ahora no han podido formalizar este sector. Entonces, directores, o sea las DIREPRO, es lo mismo. Creo que lo máximo que dura un director de DIREPRO es dos meses. Y luego se cambia de director”, añadió. 

La población de especies marinas está en riesgo por el uso de artes ilegales. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Guioconda García

ESPECIES EN PELIGRO

En Talara el panorama es similar. La informalidad ha generado que muchas especies vayan desapareciendo en el transcurso del tiempo e incluso, muchas están en peligro de extinción como: la caballa, la cachema y la merluza. Más de 2500 pescadores pescadores formales y 350 embarcaciones que cuentan con sus documentos en regla se perjudican, según el presidente de Gremio de Pescadores Artesanales del Puerto de San Pedro Talara – José Panta Ramírez.

“Hace cinco años estábamos pescando por los menos cincuenta kilos, sesenta kilos de pesca cada embarcación, pero ahora ya no está eso. Ahora, por la depredación que estas embarcaciones invadieron acá en el norte, ahora en estos momentos estamos por lo menos en veinte kilos, quince kilos, diez kilos. O sea ha disminuido, un 60% de lo que pescábamos”, señaló.

Aunque más de 400 lanchas en la caleta de La Tortuga, en Paita, cuentan con los requisitos de pesca y pese a que han pasado cuatro o cinco años de trámites, aún no logran formalizarse por la desatención del gobierno, según Manuel Purizaca Querevalú, gerente de la Cooperativa Pesquera Jehová Es Mi Pastor. Hay deudas pendientes con el mar del norte.


Por Guioconda García