(Referencial)

El presidente Alan García reconoció que el "punto flaco" de su Gobierno es la inseguridad, al ser consultado sobre la ola de violencia que preocupa a la población.

"Es verdad que la velocidad de desarrollo del hampa, tal vez por el crecimiento económico, ha excedido la capacidad de la Policía. Número uno, todos los policías a la calle, significa lo siguiente: hay miles de efectivos que nos cuidan a los funcionarios públicos, a los alcaldes, parlamentarios, presidentes regionales, ministros, presidente de la República, en fin. Yo digo, vamos a recortar a la mitad todo eso, uno, y usted sacará entre mil 500 y 2 mil policías más a la calle mañana mismo", indicó en entrevista con el diario Trome.

El mandatario sostuvo que el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) debe contratar sus propios agentes penitenciarios y propuso que las Fuerzas Armadas apoyen a la Policía Nacional en la lucha contra la inseguridad.

"Para cuidar una cárcel no necesita usted un policía, con cuatro años de escuela policial y arma, cuidar una cárcel es otra cosa. Entonces, ahí tiene usted estacionados, en este momento, 4 mil policías cuidando prisiones. Bueno, no podemos saltar a cero, pero saque usted dos mil, la mitad. Y con todas esas medidas, usted irá poniendo más gente en la calle. En tercer lugar, acciones masivas en las grandes ciudades. Si usted tiene más policías, puede cerrar distritos enteros y rastrillarlos completamente, y con apoyo de la Fuerza Armada lo puede hacer muy bien", precisó.