Susana Villarán: Así fue la campaña del NO para impedir la revocatoria

A la exalcaldesa se le imputan los delitos de cohecho pasivo, asociación ilícita y lavado de activos. luego de que las contructoras OAS y Odebrecht aportaran para la campaña contra la revocatoria, la cual obtuvo el 51.2% de los votos. 

En marzo de 2013 Susana Villarán estuvo cerca de perder el cargo de alcaldesa de Lima. | Fuente: RPP

Este martes el Poder Judicial dictó 18 meses de prisión preventiva contra la ex alcaldesa de Lima, Susana Villarán, investigada por los aportes de las constructoras OAS y Odebrecht durante el 2012 y 2013 para la campaña del NO a la revocatoria. 

El 17 de marzo de 2013, el 51% de limeños decidió que Susana Villarán se quede en el sillón municipal, luego de que el 13 de octubre de 2012 se iniciara un proceso de revocatoria en su contra. Este proceso fue liderado por el abogado Marco Tulio Gutiérrez, dueño del Instituto Peruano de Administración Municipal.

Los defensores del , representados por Gutiérrez y por la exteniente alcaldesa de Lima durante la gestión de Luis Castañeda, Patricia Juárez, argumentaron que Villarán había realizado pocas obras y que su gestión era bastante ineficiente. Algunos incluso señalaron que había colocado en la comuna a algunos amigos.

Tras ello, comenzaron a recolectar firmas. De acuerdo con el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), lo necesario era juntar 400 mil firmas para realizar un referendo revocatorio. Para octubre de 2012, contaron con todos los requisitos y se aprobó iniciar el proceso que casi le cuesta el puesto a Villarán.

Marco Tulio Gutiérrez, rostro del SÍ. | Fuente: RPP

El NO y la campaña

La campaña para impedir la revocatoria tuvo a rostros como el de la vocera Anel Townsend y el publicista Luis Favre. 

Personalidades como Mónica Sánchez, Jason Day,  Kina Malpartida y Susana Baca voluntariamente defendieron la reforma del transporte de Villarán como uno de sus mayores logros y se sumaron a favor del NO.

A la luz de las investigaciones de la campaña por los aportes de Odebrecht, algunos de los participantes manifestaron su decepción. Uno de ellos fue la actriz Mónica Sánchez, quien a través de su cuenta de Twitter dijo sentirse "decepcionada al saber que fue financiada con dinero sucio". Lo mismo realizó Jason Day. "Nunca imaginé que detrás del bando que yo defendía con el alma habitaba también una bacteria infecta", indicó a través de su Facebook.

El cantautor Julio Andrade, quien colaboró en un spot, apuntó que al igual que los dos actores, no recibió dinero de la campaña. "No cobré ni un centavo. Mi esposa y yo eramos muy amigos de su hija Soledad. Quiero que se llegue al fondo de todo esto. Hay que ser bastante cautos", señaló en entevista con Radio Capital

Susana Baca como imagen del NO. | Fuente: Twitter | BlogdeFavre
Mónica Sánchez como rostro del NO. | Fuente: Twitter | BlogdeFavre

Otros de los rostros fueron los del expresidente del Consejo de Ministros Salomón Lerner, el exmiembro de Perú Posible, Luis Thais, y la ex alcaldesa de Villa María del Triunfo Silvia Barrera.  

Paneles con sus fotografías, pancartas por las calles de Lima y un gran mitin fueron parte de la campaña. En febrero de 2013, Villarán defendió su campaña y aseguró que el financiamiento llegaba de "familiares y amigos cercanos" y de las actividades que organizaba el comité liderado por Anel Townsend.

Algunos de los rostros que participaron durante la campaña. | Fuente: RPP

El desenlace 

Alrededor de 6’358,317 limeños votaron en la consulta de la revocatoria. El 51.2% votó por el NO y un 48.8% por el SÍ. Susana Villarán igual perdió 19 regidores de su partido Fuerza Social, entre ellos Eduardo Zegarra y Marisa Glave. El regidor de oposición Luis Castañeda Pardo, hijo de Luis Castañeda Lossio, también fue vacado del cargo de regidor.

Villarán postuló a la reelección en las elecciones municipales de 2014 con el partido Diálogo Vecinal, pero quedó tercera (10.58%) tras Enrique Cornejo del Apra (17.66%) y Luis Castañeda de Solidaridad Nacional (50.73%).

Campaña investigada 

En el caso de Susana Villarán y sus coinvestigados, la Fiscalía le imputa a su gestión haber solicitado y recibido dinero de Odebrecht y OAS -empresas que tenían las concesiones de los proyectos Rutas de Lima y Línea Amarilla con la Municipalidad- para sus campañas. Según la investigación, fueron US$ 3 millones de Odebrecht y US$ 3 millones de OAS para para el No a la revocatoria, además de US$ 4 millones de OAS para su campaña de reelección. Se le imputa a José Miguel Castro, exgerente municipal, haber hecho los pedidos.

Desde que el caso salió a luz y se inició la investigación en el 2017, Susana Villarán negó en todo momento haber solicitado los aportes o haberlos recibido. Sin embargo, la exalcaldesa finalmente admitió este sábado, mediante un comunicado en redes sociales, que siempre supo de estos. Según ella, fue un error pero lo hizo para “impedir que la mafia política se apoderara de la Municipalidad de Lima”. Al día siguiente, el dominical Cuarto Poder difundió un audio grabado por Gabriel Prado en el que él, Villarán y Castro hablan sobre el dinero de Odebrecht.

¿Qué opinas?