| Fuente: | Fotógrafo: ERNESTO ARIAS

Escucha el canal de podcast de Las cosas como son en RPP Player.

Un día como hoy, hace 200 años, se instaló el primer Congreso de nuestra historia. Su composición fue fruto de una elección nacional que había sido convocada por el general San Martín, en su calidad de Protector del Perú. 87 ciudadanos fueron elegidos en base al censo de la población publicado en 1797. Lima contribuyó con 8 congresistas, es decir mucho menos que los de Trujillo (15) y Cusco (14), que por entonces eran los departamentos con más población. Desde el fracaso de su reunión con Bolívar en Guayaquil el 27 de julio, San Martín había decidido retirarse del Perú y dejar al general venezolano la tarea de culminar militarmente la Independencia. Para eso, contribuyó a darle forma institucional al nuevo Estado, ante cuyo Congreso presentó su renuncia el mismo día de su instalación. El día siguiente el Congreso eligió una Junta Gubernativa encabezada por el general José de la Mar. Y le tomó menos de tres meses elaborar las Bases de la Constitución Política, que fue aprobada el 17 de diciembre. Antes de partir, San Martín dejó un mensaje que sigue resonando con más actualidad que nunca: “Peruanos, os dejo establecida la representación nacional. Si depositáis en ella una entera confianza, cantad el triunfo. Si no, la anarquía os va a devorar”.

En efecto, necesitamos confiar en el Congreso que hoy cumple 200 años y también en el Poder Ejecutivo. Pero es un hecho que ambos poderes del Estado nos acercan más a la anarquía que al triunfo sobre la pobreza y la corrupción. El presidente reiteró ayer en Nueva York que no se confía en él porque viene del campo. ¿Lo creerá él mismo? Necesitamos una salida constitucional a la crisis que se prolonga y a la falta de confianza que se acentúa. Que la conmemoración de hoy no consista en rituales huecos, sino en el ejemplo del general que supo renunciar para que se cumpla el sueño de un país libre y un pueblo soberano.

Las cosas como son