El presidente Vizcarra realizó esta mañana una visita al INS. | Fuente: Presidencia

El presidente Martín Vizcarra reiteró esta tarde que el Perú ha ingresado al tope de contagios del COVID-19 y, en adelante, comenzará una lenta disminución de los casos. En declaraciones a la prensa, el mandatario aseguró también que el Ejecutivo brinda "información real" para tomar decisiones sobre el manejo de esta pandemia en el país.

"Después de 60 días de aumento en la cantidad de contagiados, estamos ya en el pico para, con mucho esfuerzo, sin ningún triunfalismo, comenzar un largo proceso de disminución de contagios, de los hospitalizados, de las personas en UCI y, gradualmente, comenzar a disminuir las personas que fallecen", señaló.

Pese a esto, Vizcarra pidió a la población evitar caer en "triunfalismos" y continuar la lucha contra esta enfermedad. Asimismo, reconoció que "va a tomar mucho esfuerzo" comenzar con la disminución en el número de infectados.

"Ahora tenemos que hacer mucho esfuerzo para, ahora que estamos en el pico, poquito a poquito comenzar a bajar. Sin triunfalismos, nos va a costar mucho trabajo. Nadie se puede confiar, no nos vamos a confiar nosotros como Gobierno. Todavía queda mucho trabajo", insistió.

Durante una visita la sede del Instituto Nacional de Salud (INS), en Chorrillos, el jefe de Estado se refirió a los cuestionamientos por un posible subregistro en las muertes por el nuevo coronavirus en el país. Al respecto, aseguró que su Gobierno está realizando "un registro real" de los fallecidos confirmados por COVID-19.

"Tenemos los que están verificados que han fallecido por COVID-19, pero al día muere mucha gente más por diferentes enfermedades. Cuando no hay verificación, se los registra, pero no están dentro del registro de COVID-19. Siempre habrá a futuro una verificación, pero lo que estamos llevando es un registro real de fallecidos por COVID-19", mencionó.