Disculpas, acusación de traición y demás: El fondo político, legal y comunicacional del último mensaje de Vizcarra [ANÁLISIS]

El mandatario se expresó nuevamente en cadena nacional por la revelación de los audios que lo implicarían con el caso 'Richard Swing'. En este análisis, recogimos las impresiones de una abogada constitucionalista, un analista político y un periodista respecto de este nuevo pronunciamiento.

Vizcarra
"Tengo que lamentar profundamente y pedir disculpas porque una persona del despacho presidencial, en quien confiaba, no desde ahora sino desde años atrás, ha generado estos dichos que alimentan además el chisme y el morbo", enfatizó hoy el presidente. | Fuente: Andina

La tarde de este lunes, el presidente de la República, Martín Vizcarra, dio un nuevo mensaje a la Nación respecto de los audios que presuntamente lo vinculan con el caso 'Richard Swing'. En su pronunciamiento, el mandatario aseguró que está dispuesto a que lo investiguen en estos momentos y que, si es que cabe una acusación, se someterá a un eventual proceso al culminar su mandato. Sobre el debate de vacancia en su contra, que el Congreso ha programado para el próximo 18 de setiembre, Vizcarra no dio detalles de su asistencia.

El jefe del Estado también aclaró a la ciudadanía que las señoras Karem Roca y Miriam Morales -quienes trabajaban en su entorno y aparecen en las grabaciones- ya no seguirán laborando para Palacio de Gobierno. Además, pidió disculpas a la población por este desvío de la agenda en medio de la crisis sanitaria y acusó a Roca de haber traicionado su confianza al, aparentemente, captar las conversaciones que se tenían en los ambientes del Ejecutivo. Dijo que ciertas personas del Congreso de la República -en particular, el legislador Edgar Alarcón- están utilizando los audios como herramienta política para beneficio personal y calificó de "conspiración" el intento de comunicación del presidente del Parlamento, Manuel Merino, con las Fuerzas Armadas.

El punto de vista legal 

Como se conoce, las indagaciones en torno al caso Swing y a los materiales de los audios aún no han concluido. Por ello, todavía no existen imputaciones concretas o desestimaciones de responsabilidad sobre las personas involucradas. La constitucionalista Fabiana Orihuela aclara que, si bien Vizcarra ha señalado traición por parte de Karem Roca, este señalamiento no lo exime de las investigaciones y que, de hallarse indicios para abrir un proceso, el mandatario tendrá que ser juzgado tras dejar Palacio. 

“Para nada puede eximirse de responsabilidad solo con decirlo. Las autoridades competentes [Ministerio Público y, eventualmente, Poder Judicial] son las únicas que pueden determinar eso. Evidentemente, todas las personas, incluido el presidente y la señora Roca, tienen la presunción de inocencia, pero son las autoridades competentes las que determinan si alguien está incurso en responsabilidad. El tema con el presidente es que, para hacerse eso, se va a tener que esperar a que culmine su mandato”, dijo Orihuela en el programa La Rotativa del Aire - Edición Tarde. 

La abogada también precisó que el mandatario puede, en efecto, ser investigado mientras ocupa su cargo. Sin embargo, dichas indagaciones emprendidas por las autoridades fiscales tienen límites de acción. 

“Se le puede investigar siempre que eso no cause perturbaciones a la función [presidencial]. Lo que definitivamente no se puede hacer es acusar y procesar. Las investigaciones se pueden hacer siempre que no lo obliguen a hacer cosas como, por ejemplo, acudir a una citación. Sin embargo, sí se pueden ir recabando y analizando los indicios; lo que ya se ha estado haciendo alrededor de él. Y, en cuanto culmine su mandato, si correspondiese, ahí sí se le tendría que incorporar por completo a todo el proceso. Para tal caso, el Congreso tendría que aprobar que lo procesen porque, recordemos, la figura también es que el presidente, hasta cinco años después de su mandato, tiene la prerrogativa del antejuicio”, señaló la especialista.

En su mensaje, Vizcarra mencionó que el Gobierno ya ha formalizado el trámite de una demanda competencial y una petición de medida cautelar ante el Tribunal Constitucional. Recordemos que, con esta presentación, el Gobierno está solicitando al alto Colegiado determinar si el Congreso está aplicando correctamente la Constitución al promover un pedido de vacancia presidencial por incapacidad moral permanente a raíz de los audios. Asimismo, con la medida cautelar, busca que provisionalmente se detenga una eventual aprobación de una vacancia.

El plano político: ¿Debió sonar el presidente más conciliador?

Jeffrey Radzinsky, analista político, sostiene que -ante tanto debilitamiento- el presidente ha tomado la opción de confrontar para reposicionarse políticamente. “Creo yo que lo que está tratando de hacer el presidente ahora es una confrontación ya para para reposicionarse porque, sin duda, se ha debilitado políticamente con estas denuncias. Más allá de que no prospere la vacancia, más allá de lo que resuelva el Tribunal Constitucional y si finalmente procede o no la cautelar, hay una debilidad política a partir de estas denuncias y, sobre todo, porque se trata de su círculo más cercano”.

En su discurso, el mandatario volvió a señalar que algunas personas están detrás de un complot para desestabilizar al Ejecutivo. Mencionó al legislador Edgar Alarcón -presidente de la Comisión de Fiscalización y divulgador de los audios- como aparente interesado en movilizar la vacancia presidencial y recordó las denuncias que tiene en su contra por presuntos delitos de corrupción. Además, señaló que Merino de Lama habría sido conducido a este plan conspirativo. Sin embargo, no se refirió con exactitud a los intereses que habría detrás de la eventual vacancia ni tampoco volvió a expresarse sobre los políticos que supuestamente buscarían postergar las elecciones generales de 2021. 

“Creo que lo que procura el presidente es mover el eje del debate. Nuevamente pasar, digamos, los reflectores a las eventuales responsabilidades que habría desde el Congreso de la República y priorizar algunos asuntos que son lo que, en el debate público, prima. Y por eso en esta presentación, donde el punto central son estas denuncias y estos audios, es que habla también de la pandemia y de la promulgación de la reforma que impide a sentenciados postular. De alguna manera, lo que está tratando de decir es que el debate debe estar centrado en esos puntos y no en estos otros”, analizó Radzinsky en entrevista con Patricia del Río. 

La reforma constitucional que impide que personas condenadas en primera instancia participen como candidatas en procesos electorales o tengan cargos públicos fue ratificada el viernes por el Congreso en una segunda votación que tenía pendiente desde hacía varias semanas. Al respecto, el analista político refiere que, con la firma en público para su promulgación en el diario oficial El Peruano, Vizcarra buscó reforzar el compromiso del Gobierno respecto de las reformas políticas y recordarle a la población que dicha norma, en particular, fue reclamada en varias ocasiones por el Ejecutivo. 

“Digamos que quiso exponerlo como un triunfo político, como la presión desde el Ejecutivo para que proceda esta reforma constitucional que, sin duda, es respaldada por la mayoría ciudadana. Entonces, de nuevo, trata de alinearse con las posturas mayoritarias”.

¿Vizcarra se ha quedado solo?

El periodista Martín Riepl publicó en 2019 el libro Vizcarra, Una historia de traición y Lealtad, donde investiga al detalle la vida y la trayectoria del gobernante peruano. En entrevista para el programa La Rotativa del Aire - Edición Tarde, Riepl resaltó que la desestabilización de su círculo más cercano debe tener una repercusión trascendental en Vizcarra a nivel personal. Como se conoce, Karem Roca lo acompañaba como asistente desde sus días de gobernador en Moquegua

“A mí me pareció muy poderoso escuchar hoy al presidente de la República decir que ha sido traicionado por su círculo más cercano porque este círculo más cercano era justamente aquel sobre el que Martín Vizcarra depositaba su lealtad y sobre el cual él sentía que tenía confianza absoluta. Por ello mismo, ese círculo era tan pequeño. En algún momento ya no le llamaba ‘el círculo moqueguano’, sino ‘la muralla moqueguana’ porque, de una u otra manera, eran personas que lo protegían, blindaban, y que se convirtieron en una suerte de apoyo no solo logístico, sino emocional”, dijo el periodista. 

Riepl señala que, ahora que han caído importantes cuadros de su confianza, la gestión de Vizcarra se pinta más difícil en los pocos meses que le quedan. El pedido de vacancia que, finalmente, podrá resultar anecdótico y no concretarse, es solo una de las muchas situaciones complicadas y futuras sobre las que el mandatario tendrá menos consejeros. 

“El hecho de que se desnude públicamente, que [el presidente] no puede ni siquiera confiar en su círculo más cercano, lo deja en una situación de indefensión, una situación de exposición evidente. Y ahora, sobre todo, yo me pregunto: enfrentando algo tan delicado como un pedido de vacancia que -por más que aparente estar desinflado- lo pone en una situación especialmente vulnerable, cuando él mira a su lado, ¿en quién puede confiar para diseñar un plan que lo ayude a salir de situaciones como esta?”, concluyó.

NUESTROS PODCAST

El Poder Ejecutivo presentó una demanda competencial ante el Tribunal Constitucional, luego de que el Congreso aprobara debatir esta semana la moción de vacancia presidencial contra Martín Vizcarra. ¿Qué es una demanda competencial y cuánto demora el proceso? El abogado constitucionalista Joseph Campos nos explica.