Pedro Castillo
El gabinete de Guido Bellido tuvo la confianza del Congreso el pasado 27 de agosto. | Fuente: Presidencia

Lo ideal para la gobernabilidad de un país es que el gabinete ministerial esté cohesionado para alcanzar las metas propuestas por un presidente. Sin embargo, en las últimas semanas se ha dilucidado una fractura en el Consejo de Ministros que encabeza Guido Bellido, quien ha ventilado estos asuntos a través de su cuenta de Twitter. Un aspecto que ha sido reseñado así por el periodista César Hildebrandt: “El problema de Guido Bellido es que los ministros no le hacen caso”.

El último incidente en el Ejecutivo fue el mensaje del premier Guido Bellido en Twitter: “Desmiento afirmación de vicecanciller de no reconocer autoridad legítima en Venezuela, no es la postura del gobierno. Nuestro presidente tuvo una reunión con el pdte. N. Maduro para solucionar crisis migratoria. Si al canciller o su adjunto no le gusta tienen las puertas abiertas”. De esta forma, el premier respondió a las declaraciones del vicecanciller Luis Enrique Chávez, quien aclaró que la posición diplomática del Perú sobre Venezuela es “que desde el 5 de enero no reconoce ninguna autoridad legítima".

Este desencuentro entre Bellido y la Cancillería se producía en momentos en los que el presidente Pedro Castillo, acompañado por el canciller Óscar Maúrtua, estaba de gira en Estados Unidos.

En las distintas apariciones públicas, los ministros tomaron posiciones sobre lo ocurrido. Por ejemplo, el ministro del Interior, Juan Carrasco, respaldó la postura de la Cancillería, al igual que el ministro de Defensa, Walter Ayala, quien aseguró que el presidente Castillo “es quien lleva la política en el extranjero, al igual que el canciller”.

Otros abogaron que el incidente sería superado de forma interna. El ministro de Cultura, Ciro Gálvez, comparó estas diferencias como un “malentendido” que puede ocurrir al interior de toda familia. “Como en toda familia, puede haber malentendidos. Esperamos que en los momentos próximos ellos se pongan de acuerdo", dijo.

Por su parte, el ministro de Justicia, Aníbal Torres, dijo que respaldaba al canciller Maúrtua "en aquello que haya manifestado. Si hay alguna discordancia con su vicecanciller, él tendrá que dar sus explicaciones".

Adicionalmente, el ministro de Salud, Hernando Cevallos, calificó las declaraciones del vicecanciller Luis Enrique Chávez como "absolutamente inadecuadas". “Me parece que no es no es oportuno que, luego de que el presidente Pedro Castillo se reuniera con Nicolás Maduro, el vicecanciller opine. Me parece que no es oportuno este tipo de declaraciones”, manifestó Cevallos en RPP.

Este jueves, el premier Bellido aseguró que hubo una “contradicción” entre el vicecanciller Luis Enrique Chávez y el presidente Pedro Castillo por el tema Venezuela. Manifestó que su tuit se produjo "a raíz de algunas declaraciones que colisionan con la política del Gobierno por parte del vicecanciller. Si hay una línea de trabajo de un Gobierno y si hay funcionarios que no sintonizan, creo que en ese o cualquier escenario uno está disponible”.

Caso cremación del terrorista Abimael Guzmán

La discrepancia ministerial de la semana pasada fue la posición del Ejecutivo sobre el destino de los restos del cabecilla terrorista Abimael Guzmán. Según Epicentro TV, el Ministerio de Justicia presentó un proyecto de decreto supremo que fue rechazada por la mayor parte de los ministros durante el Consejo del miércoles 15.

Ese miércoles, el ministro Cevallos dijo en Canal N que “no hubo ninguna puesta en agenda ni votación sobre el tema". Al día siguiente, Guido Bellido se pronunció que “de manera contundente, el día de ayer [miércoles] había infinidad de puntos que tratar. No se ha abordado. Por tanto, sigue en pie la postura del gobierno de que quienes tienen que ver eso es el Ministerio Público".

La ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Dina Boluarte, manifestó una versión distinta a la de Bellido. Escribió que sí se había hablado sobre la competencia del Ejecutivo "ante el vacío legal del dinero del cuerpo" del terrorista. Además, informó que respaldó la propuesta de que el cadáver fuera incinerado. Aclaró, no obstante, que no hubo votación.

El ministro Ciro Gálvez manifestó que el tema de Guzmán "sí se abordó" y votó en el Consejo de Ministros. "Creo que las votaciones fueron reservadas. Voté por la autonomía del respeto de los poderes", expresó a Red de Comunicación Regional.

Caso Maraví

Y antes de lo ocurrido con el canciller Maúrtua y los restos de Guzmán, fue la posición del premier Guido Bellido sobre la continuidad del ministro de Trabajo, Iber Maraví. También a través de Twitter, expresó que “si bien es cierto he recomendado la renuncia del ministro de trabajo, eso no significa que él haya renunciado”.

Maraví será interpelado por el Congreso el próximo jueves 30 donde responderá por su vinculación con actos terroristas ocurrido en la década de los 80 en Ayacucho.

Maraví, quien es muy cercano al presidente Pedro Castillo, descartó que vaya a renunciar y manifestó que había puesto su cargo a disposición del mandatario. El presidente Pedro Castillo aún no toma una decisión sobre el futuro del ministro.

PODCAST RPP | Expectativas del BCR en la economía y la respuesta a Bellido

El titular del BCR, Julio Velarde, habló sobre las expectativas de crecimiento económico de este año. Además, también respondió al premier Guido Bellido.