Pedro Castillo: ¿Cómo ha respondido el presidente al descontento social y qué efectos tendrá en su gobierno? [ANÁLISIS]

La aprobación del presidente Pedro Castillo sigue en caída, mientras continúan las protestas a nivel nacional y la crisis política. ¿Cuál ha sido la respuesta del jefe de Estado a esta situación y cómo afectará a su mandato? Esto opinaron dos analistas en diálogo con RPP.

| Fuente:

La aprobación del presidente Pedro Castillo ha alcanzado su nivel más bajo (19%) en nueve meses de gobierno, según la última encuesta de Datum. Una cifra que además se enmarca en un descontento social palpable en protestas a nivel nacional y una crisis política permanente.

¿Cuál ha sido la respuesta del jefe de Estado frente esta situación y qué efectos tendrá para su gobierno? Dos analistas respondieron a estas consultas en diálogo con RPP.

Fernando Tincopa, politólogo del Centro Wiñaq, considera este momento como "un punto de quiebre a nivel social", pues "las marchas que estamos viendo pueden degenerar en movilizaciones que podrían darse de manera continua".

Y el gobierno, señala, al ceder ante las diferentes demandas con medidas populistas y de corto plazo, "está generando incentivos suficientes para ver la movilización como una manera de obtener beneficios".

Luis Benavente, analista político de Vox Populi, coincide en que el mandatario está actuando como en una "feria de ofrecimientos populistas, con la exoneracion del IGV, el ingreso directo a universidades, etcétera, pero que no le reporta el más mínimo beneficio al gobierno".

Esto, dice Tincopa, "genera expectativas de la población al saber que el gobierno es más o menos como una piñata a la que se puede golpear y obtener un beneficio", con lo cual se corre el riesgo de que "se pueden agendar otro tipo de demandas más radicales".

"El gobierno ya no tiene capacidad de responder, se está quedando sin margen de maniobra", agrega Benavente.

¿Cuál sería el escenario a futuro?

Ante esta situación y por alta que sea la desaprobación del presidente, ninguno de los analistas considera que Pedro Castillo tenga intención de reunciar. Sin embargo, Luis Benavente tampoco ve voluntad del gobierno de "ampliar su base política" o buscar "acuerdos" que le ayuden a contener la convulsión social.

Más que la posibilidad de una dimisión, ambos se inclinan por el escenario de una destitución.

"Castillo ha sobrevivido con un respaldo que venía cayendo porque todavía tiene una bancada importante en el Congreso. Pero sí hay congresistas que podrían inclinar la balanza a un lado si ven que la causa que defienden se desploma, por sobrevivencia van pensar que el mejor negocio para ellos es vancarlo", dice Benavente.

Y Tincopa señala que, en general, hay parlamentarios que podrían sumarse a una vacancia cuando vean que "el costo de mantener a un presidente como este sea mayor que sacarlo".

"Serían nueve votos que marcan la diferencia y sí pueden conseguirse, no solo por presión social, sino por convulsión sostenida en el tiempo. No creo que el país pueda mantenerse un mes o más en esta situación y los congresistas sientan que lo pueden mantener", añade.