Hubo aportes fantasmas en la campaña del NO a la revocatoria de Villarán, según El Comercio

Al menos cuatro supuestos donantes rechazan haber entregado las sumas que se les atribuye en el informe que la exalcaldesa mostró a la Comisión Lava Jato del Congreso.
Foto
En la lista de aportantes también figura un rótulo de "reservado", sobre el que se indica una donación de S/ 1.500. Al lado de otros dos nombres, se consignan S/ 4.000 y S/ 5.000, pero las supuestas aportantes no habrían entregado ningún dinero. | Fuente: Andina

Continúan los cuestionamientos en torno a la campaña que en 2013 evitó la revocación de la entonces alcaldesa de Lima Susana Villarán. Este sábado, el diario El Comercio publicó que varias de las personas consignadas como aportantes al NO, en realidad, nunca contribuyeron a la suma conjunta de ingresos que la funcionaria acreditó en el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

El reportaje revela que al menos cuatro supuestos aportantes negaron rotundamente haber entregado dinero al movimiento en favor de la permanencia de Villarán. Esta información llega un día después de que la Fiscalía abriera una investigación preliminar a la exfuncionaria por, presuntamente, haber recibido US$ 3 millones en donaciones de las empresas brasileñas Odebrecht y OAS para la misma campaña. 

Negaron donaciones

Sus nombres figuran en el informe que la exfuncionaria alcanzó a la Comisión Lava Jato del Congreso el 4 de setiembre. De acuerdo con este documento, los ingresos de la campaña dieron una suma conjunta de S/ 1’614.321,50. De esta, S/816.121 corresponden a aportes en efectivo. “La verdad, yo nunca he colaborado con nadie. Ni la conozco (…) Además, en ese tiempo financieramente estuvimos mal porque un cliente me cerró. ¿De dónde puedo yo haber donado esa cantidad?”, dijo la dueña del Consorcio Gráfico Master Printing S.R.L., Rossana Núñez Cosar. Sin embargo, la lista que el JNE y el Congreso recibieron sobre la campaña del NO la señala como aportante de S/7.500.

Felipe Delgado Amorín, quien también fue contactado por el diario El Comercio, dio una respuesta similar. “Nunca entregué esa cantidad de dinero, ni dos soles ni nada, pero sí me preocupa aparecer en la lista”. Su nombre aparece junto a un monto de S/20.000. El ciudadano Manuel Yakima Rivera, cuyo supuesto aporte fue de S/3.000, dijo que sí había entregado tal suma, pero luego se contactó nuevamente con el medio para negarlo. “En realidad, yo no he aportado nada, pero usaron mi nombre con mi consentimiento (…) Así como mi caso, va a haber un montón”.

Más inconsistencias

Otro aportante fantasma es Jorge Alfredo Machuca Cerdán. “No he entregado ningún dinero”, señaló. A su nombre aparecen S/ 12.000 consignados en el documento sobre la campaña del NO. Según precisó el diario, este ciudadano envió una carta a la ONPE el 6 de noviembre de 2014. En ella declaraba que no donó ningún dinero para la campaña de reelección de la exalcaldesa.

Otros dos nombres, el de Lily Tantavilca y el de la excongresista Hilaria Supa, también fueron presentados como pertenecientes a aportantes del NO. La hermana de Tantavilca le dijo a El Comercio que Lily no tenía las condiciones para donar los S/4.000 que se consignan. “Su esposo trabaja como albañil de construcción y actualmente mi hermana vive en cerro Camote. Tiene su casita modesta, pero no cuenta con agua”.

Por su parte, la exlegisladora dijo no recordar haber entregado los S/5.000 que aparecen en el documento. “Sí hicimos una campaña con materiales, pero no recuerdo si les di efectivo. Discúlpeme, ahorita estoy delicada de salud y estoy en un tratamiento muy fuerte. No le puedo responder esas cosas”. La relación de aportantes también señala a una persona rotulada como “reservado” y a la que se alude como donante de S/1.500.

En 2013, el puesto de Villarán en la Municipalidad de Lima peligraba. El dueño del Instituto Peruano de Administración Municipal, Marco Tulio Gutiérrez, promovió un proceso de revocatoria en contra de la ex lideresa del partido Fuerza Social por supuesta ineficiencia. En su defensa, Villarán impulsó una campaña que ratifique su permanencia.
En 2013, el puesto de Villarán en la Municipalidad de Lima peligraba. El dueño del Instituto Peruano de Administración Municipal, Marco Tulio Gutiérrez, promovió un proceso de revocatoria en contra de la ex lideresa del partido Fuerza Social por supuesta ineficiencia. En su defensa, Villarán impulsó una campaña que ratifique su permanencia. | Fuente: Andina