| Fuente: RPP

El Poder Judicial anunció este viernes que evaluará un pedido de impedimento de salida del país contra los exdirigentes de Fuerza Popular, Jaime Yoshiyama y Augusto Bedoya Camere y el exjefe de la Confiep, Ricardo Briceño.

La institución informó en Twitter que la audiencia, a cargo del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Sala Penal Nacional, se realizará este sábado a las 10 p.m.

Presuntos aportes ilícitos

El impedimento de salida contra estas tres personas se realiza en el marco de las investigaciones sobre los supuestos aportes ilícitos a las campañas presidenciales de 2011 y 2016 de Keiko Fujimori (Fuerza Popular), que dirige el fiscal de lavado de activos José Domingo Pérez Gómez.

Yoshiyama y Bedoya fueron señalados a finales de febrero por el exjefe de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, ante el fiscal Pérez Gómez, como las personas a quien entregó un millón de dólares en efectivo para la campaña electoral fujimorista.

Briceño fue mencionado por Barata como el organizador de una reunión cuando era presidente de la Confiep en 2011, en la que se solicitó a directores de empresas dar aportes financieros para la campaña de Keiko Fujimori. Según el testimonio del exdirectivo brasileño, Odebrecht entregó 200 mil dólares al máximo organismo empresarial peruano para ese fin.

Niegan aportes

El último domingo, en una entrevista en el programa Panorama, Yoshiyama negó haber recibido dinero del exdirectivo de la multinacional Odebrecht, Jorge Barata. También aseguró que no tiene ningún tipo de relación con el exrepresentante de la constructora en Perú y que solo lo vio 3 o 4 veces en reuniones sociales en la Embajada de Brasil.

Además, indicó que no tuvo absolutamente nada que ver con el manejo de las finanzas de Fuerza Popular (llamada antes Fuerza 2011). "Por la ley, el secretario general está impedido de intervenir en todo el manejo de los ingresos y egresos del partido", aseguró.

Por su parte, Augusto Bedoya, el exsecretario nacional de Economía de Fuerza Popular, afirmó en el mismo programa dominical que nunca pidió fondos para dicha agrupación, sino que siempre se dedicó a coordinar los planes de gobiernos y que estos tengan coherencia económica.

La casa de ambos exdirigentes fue allanada el pasado 6 de marzo por la fiscalía de lavado de activos. 

Briceño, por su parte, negó el último viernes ante el fiscal José Domingo Pérez que los 200.000 dólares donados por Odebrecht a la Confiep en 2011 hayan sido destinados para la campaña electoral de Keiko Fujimori.

"Lo que hubo fue una bolsa que se consiguió para la promoción de la inversión privada. Así está y así figura en los documentos. En ningún momento la Confiep planteó favorecer a algún candidato, inclusive está por escrito en el acta de directorio que Confiep no tomará partido por nadie y trabajará con quien gane", dijo a la prensa al salir del interrogatorio.