Susana Villarán cumplía prisión preventiva desde mayo del 2019. | Fuente: Andina

El Poder Judicial ordenó cambiar prisión preventiva por arresto domiciliario para la exalcaldesa de Lima, Susana Villarán, investigada por la presunta recepción de aportes ilícitos de las constructoras brasileñas Odebrecht y OAS.

Villarán cumplía prisión preventiva por 24 meses en el Anexo del Penal de Chorrillos desde mayo del 2019. 

El martes 28 de abril, la Primera Sala Penal de Apelaciones Especializada en Delitos de Corrupción había dejado al voto la apelación para el cese de prisión preventiva solicitada por Villarán, quien alegó razones de salud ante el riesgo que corre por la pendemía de la COVID-19.   

La resolución de este jueves, consideró válidos los argumentos de la defensa de la exalcaldesa, que expuso enfermedades preexistentes como el lupus y la hipertensión, así como la edad de Villarán (70 años), como condiciones de vulnerabilidad ante la enfermedad. 

En la audiencia del último martes, desarrollada de manera virtual, Villarán de la Puente señaló que su defensa apeló la decisión de la sala presidida por el juez Jorge Chávez Tamariz, que declaró improcedente un primer pedido de cese de prisión preventiva en su contra, por estar en juego su salud y no por razones subjetivas. 

"Tengo 70 años. A los 23, me diagnosticaron con lupus, una enfermedad del sistema inmunitario. Es de por vida, es incurable. Mi sistema inmune no es normal, es débil. No es un asunto subjetivo. Está en las historias clínicas", sostuvo vía videoconferencia.

Villarán también contó que sus condiciones carcelarias son deficientes, al igual que para las demás reclusas en el penal.