Aún la tecnología está lejos de la batalla de Naboo. | Fuente: Disney

No, no es como el que viste en Star Wars. El escudo que Boeing patentó no está pensado para bloquear artillería o balas, aunque igual se trataría de una formidable invención si se llega a concretar.

Según el documento registrado en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos, Boeing planea equipar un sensor de explosiones con un generador capaz de producir un campo para proteger a vehículos militares, edificios, entre otros de la onda de choque provocada por una explosión.

Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos.

Al detectar una explosión, el dispositivo que Boeing avizora creará un arco con temperatura, densidad de aire y otras características capaces de “reflejar, refractar, absorber y desviar” al menos parte de la onda de choque.

Sin embargo, este tipo de escudo no está necesariamente a la vuelta de la esquina. Como sucede con muchas compañías, algunas patentes pueden demorar hasta décadas en desarrollarse y hacerse viables.

¿Qué opinas?