La empresa American Airlines (AA) puso hoy a prueba una nueva tecnología que permite reducir las emisiones de dióxido de carbono así como disminuir el impacto acústico durante el vuelo inaugural de una nueva ruta.

Se trata de un nuevo dispositivo que incorpora tecnología RNP, por sus siglas en inglés (Required Navigation Performance), un componente integral del plan de modernización del espacio aéreo de la Agencia Federal de Aviación.

Según Brian Will, director de Tecnología de Avanzada y Modernización del Espacio Aéreo con AA, esta tecnología funciona mucho mejor que el actual Sistema Global de Navegación por Satélite (GPS, en inglés) que utilizan las aeronaves.

"Para los pilotos brindará un mejor deslizamiento y una navegación a una altura más segura para el tránsito aéreo. También ayudará a planear rutas más directas para los aviones y reducir la congestión en el espacio aéreo", señaló Will.

De acuerdo con Steve Fullton, especialista de sistemas técnicos con GE Aviation, compañía encargada de desarrollar esta tecnología, se trata del primer procedimiento de esta clase efectuado por la empresa privada para uso público en la historia de la aviación en EE.UU.

El vuelo 737-800 de AA con el dispositivo a bordo partió del Aeropuerto Internacional de Dallas Fort Worth con destino al Aeropuerto Internacional Bradley en Hartford (Connecticut).

"Estamos tratando de construir una carretera aérea formal para que los pilotos puedan seguir una ruta determinada sin cambios drásticos cada vez que se dirijan a un destino específico", dijo Fullton.

"La diferencia se encuentra en que con estos nuevos procedimientos, los aviones podrán volar de forma lateral o vertical dependiendo de las circunstancias del tiempo antes del aterrizaje sin que haya peligro", agregó.

Fullton señaló además que eso ayudará a que los aviones no sobrevuelen áreas pobladas y hagan así la menor cantidad de ruido.

Aseguró que con esta tecnología se calcula que cada avión ahorrará una buena cantidad (hasta 450 kilogramos) de dióxido de carbono por cada aterrizaje.

De acuerdo con American Airlines, que hoy fue notificado de una multa de más de 24 millones de dólares por fallas en el mantenimiento de algunos aviones en el 2008, estas mejoras, tanto de navegación como de operaciones, harán que el manejo del tráfico aéreo sea más eficiente.

EFE