Piratas informáticos volvieron a atacar hoy varias páginas del Gobierno polaco, mientras cientos de internautas se manifestaron en varias ciudades del país contra el cierre de Megaupload y la firma del acuerdo antipiratería ACTA.

Los "hackers" cargaron, como en los últimos cuatro días, contra las páginas web del primer ministro y los Ministerios de Cultura y Asuntos Exteriores, evidenciando las dificultades del Ejecutivo para frenar este tipo de ataques.

El primer ministro polaco, Donald Tusk, aseguró que no cederá al "brutal chantaje" de los piratas informáticos y que Polonia se sumará al Acuerdo Comercial Antipiratería (ACTA, en sus siglas en inglés), destinado a proteger la propiedad intelectual en la Red.

"Sería extravagante si Polonia no firmase el acuerdo convirtiéndose en el único país en Europa que no respeta derechos de autor", afirmó.

Tras su firma, el acuerdo deberá ser ratificado por el Parlamento y por el presidente polaco, por lo que "habrá tiempo para hacer las consultas necesarias", precisó el jefe del Ejecutivo.

Mientras, las protestas continuaban en distintas ciudades polacas, donde cientos de internautas mostraban su rechazo al ACTA con el apoyo y la presencia de distintos representantes sociales y dirigentes políticos de la oposición.