Científico pide protección para "río hirviente" de la Amazonía peruana

El geocientífico nicaragüense Andrés Ruzo realiza trabajos de investigación para descubrir el motivo de las altas temperaturas del río Shanay-Timpishka. Indicó que su informe se encuentra en la fase previa de publicación en una revista científica.
EFE/Referencial

El geocientífico nicaragüense Andrés Ruzo, quien realiza trabajos de investigación para descubrir el motivo de las altas temperaturas del río Shanay-Timpishka de la Amazonía peruana, aseguró que "el río hirviente no es una leyenda" y que es un lugar que "merece ser protegido".

"Obviamente yo no fui el descubridor del río. Los habitantes locales (etnias indígenas de los Shipibos, Ashaninkas y Conibos) y muchos ecoturistas de todo el mundo lo han visitado pero nadie se ha preguntado el motivo de la altas temperaturas de sus aguas", dijo en una entrevista en Río de Janeiro este científico, que investiga el fenómeno desde 2011.

Según Ruzo, que se identifica como nicaragüense-peruano-estadounidense, muchas de las explicaciones que se daban para entender lo que sucede en el río partían de la premisa de la existencia de un sistema volcánico o magmático que producía la elevada temperatura de sus aguas.

Sin embargo, alega, el volcán activo más cercano se encuentra a 700 kilómetros, por lo que esa posibilidad queda descartada.

Según los datos de sus investigaciones, todo parece indicar que se trata de un "sistema hidrotermal" lo que produce la elevada temperatura de las aguas. "Básicamente se trata de que el agua profundiza en la superficie terrestre y luego surge con mucha fuerza para formar el "río hirviente" debido a unas condiciones geológicas particulares de la zona. Es alucinante", aseveró.

En cerca de 6,24 kilómetros de su recorrido, el río presenta aguas con temperaturas comprendidas entre los 90 y los 95 grados centígrados.

Otro de los puntos más relevantes de su trabajo de campo es el descubrimiento de nuevas especies de extremófilos, un tipo de microorganismo capaz de vivir en condiciones extremas, tanto en el río como en la zona selvática que se encuentra a su alrededor.

"De momento no puedo avanzar más datos sobre eso, estamos esperando para publicarlo en una revista científica", agregó.

Esta es la primera "investigación científica detallada" que se realiza sobre este río dado que los informes previos al trabajo de Ruzo se limitaron a recoger su existencia pero no profundizaron en los motivos de su peculiaridad.

El investigador, un aspirante a doctorado de 26 años que colabora con National Geographic para realizar su trabajo de campo, indicó que su informe sobre el río Shanay-Timpishka se encuentra en la fase previa de publicación en una revista científica.

Ruzo dijo que para llevar a cabo sus trabajos de campo tuvo que contar con la aprobación del chamán de la localidad.

Para los indígenas de la región, el motivo de que el río "hierva" es la acción de Yacumama, el "espíritu de la madre agua", representado por una roca que parece una gran cabeza de serpiente.

Para los habitantes de la región este es uno de sus "tesoros" más preciados y el nombre del río procede de una variedad del dialecto quechua que significa "hervido por el calor del sol.

Andrés Ruzo es uno de los conferenciantes que participa en la conferencia anual TEDGlobal 14 que estos días se desarrolla en la ciudad brasileña de Río de Janeiro.

EFE