El Centro Europeo de Física de Partículas (CERN) anunció el descubrimiento de una nueva partícula, con una gran probabilidad de que se trate del buscado "bosón de Higgs", aunque todavía no ha podido confirmarlo con certeza científica.

"Hemos observado un exceso de sucesos alrededor de una masa de unos 125 gigaelectronvoltios (GeV) con una significación estadística de 4,9 sigmas", dijo el físico Joe Incandela, portavoz del CMS, uno de los dos experimentos que buscan la partícula de Higgs.

Esto significa que la nueva partícula observada tiene las propiedades que se espera correspondan al "bosón de Higgs" y que esto ha podido observarse con una probabilidad de error equivalente a una en tres millones.

"Esto supone un avance fenomenal en nuestra comprensión de la naturaleza", declaró el director general del Centro Europeo de Física de Partículas (CERN), Rolf Heuer, quien calificó como "histórico" el hallazgo.

"El descubrimiento de una partícula consistente con el bosón de Higgs abre el camino para estudios más detallados, requiere mayores estadísticas, para escudriñar las propiedades de la nueva partícula. Además, es probable que haga la luz sobre otros misterios del Universo", comentó.

El CERN presentó hoy en una conferencia científica los resultados de los experimentos ATLAS y CMS, que buscan desde hace años de manera paralela, pero independiente, pruebas de la existencia de la partícula de Higgs, clave para entender la formación del Universo.

Con los resultados presentados hoy es prácticamente un hecho que la partícula anunciada corresponde a la descrita por Peter Higgs en los años sesenta, sobre la que reposa el Modelo Estándar de la Física de Partículas.

"Tenemos que sentirnos orgullosos y felices", agregó Heuer, para enseguida destacar que "esto es un inicio" y que "queda mucho trabajo" durante los próximos meses.

EFE