Con el paso de los años, el dinero físico va desapareciendo y es remplazado por los medios digitales de pago. El comercio electrónico aún no despega por completo en el país, pero con los años son más personas las que lo utilizan.

En el Perú se utiliza principalmente para el turismo y compras en tiendas por departamento, en conjunto supuso en el 2011 una facturación de aproximadamente 550 millones de dólares, cifra que se espera vaya por encima de los 700 millones en el 2012.

Un factor para que esto suceda son los teléfonos inteligentes, dispositivos que gracias a nuevas tecnologías permiten ya en diversos países del mundo llevar la tienda en el bolsillo.

A medida que internet se expanda a más ciudades, las distintas formas de comercio electrónico irán en aumento. Son varias las iniciativas alrededor del mundo, solo es cuestión de tiempo para sea de uso común en países como el Perú.