Foto: Wikimedia
Los desgarres u otras lesiones del tejido muscular, se encuentran entre las potenciales aplicaciones de un nuevo biomaterial, que reproduce las propiedades de la titina, compuesto responsable de otorgar la elasticidad a los músculos.

Investigadores de la Universidad de Columbia Británica desarrollaron un polímero que podría ser implantado en el cuerpo como un "andamio" para ayudar a la regeneración y reparación muscular, según refiere la revista Nature.

Los científicos explican que cuando ocurre un desgarre mayor de un centímetro, éste no se reconecta por sí solo. En tal sentido, refieren que el nuevo material actuaría como un "puente" firme y plegable permitiendo que el nuevo tejido vuelva a conectarse.

Lo particular y destacable es que el material es biodegradable, por lo cual solo permanecería en el cuerpo el tiempo necesario, disolviéndose y sin causar efectos secundarios.

Sin embargo, los expertos remarcan que aún deben comprobar si el polímero es compatible con el tejido humano.