Andina (Referencial)

Lo último que se le acusa al uso y abuso de un teléfono inteligente es que su utilización excesiva puede causar el envejecimiento de la piel, según un estudio realizado por la agencia de marketing Oracle Eloqua.

Por pasar varias horas al día al frente de la pantalla del celular, los adictos a la tecnología tendrán como recompensa dolores de cuello, ojeras, arrugas, papada, dolores musculares y articulares.

De acuerdo a la investigación, se mira a la pantalla del teléfono alrededor de 150 veces por día, se ve la hora, se toman fotos, se escribe whatsapps, se juega y de vez en cuando se usa para llamar.

Otra encuesta de Statistic Brain reveló que el 29% de las personas que tienen un smartphone dedican la primera mirada de la mañana a este aparato.

Otros efectos que puede causar el abuso de los celulares es que disminuye la melatonina que altera el ritmo del sueño. Provoca granitos al llevarse los dedos a la cara con frecuencia.

Las redes Wifi y las del celular causa envejecimiento prematuro y cuidado que se forma una doble papada conocida como "cara de smartphone".

Crea malas posturas que se manifiestan con fuertes problemas de espalda.

Y no solo eso, hay cansancio visual al disminuir la frecuencia del parpadeo entre un 30% y un 40%, y eso hace que al finalizar la jornada los ojos estén rojos y cansados.

Y finalmente, ten cuidado de no tenerlo cerca al bolsillo porque  puede causar infertilidad.