Referencial

Un grupo de investigadores de la Universidad de Michigan ha desarrollado un cable capaz de conectar directamente el cerebro humano a una computadora.

El dispositivo es tan preciso que puede conectarse, incluso, a células individuales, señala un artículo publicado esta semana en Nature Materials.

Se trata de un filamento de carbono revestido de plástico, de modo que las señales eléctricas de las neuronas no causen molestas interferencias no deseadas.

"El electrodo tiene un diámetro aproximado de 0,007 milímetros (siete micras), mucho menos que el de sus más directos competidores, que tienen entre 25 y 100 micras", comentó Nicholas Kotov, uno de los desarrolladores del dispositivo.

En uno de sus extremos, el cable está impregnado con un gel, cuya finalidad es la de acoplarse con las membranas de las células cerebrales y transmitir y recibir de ellas señales eléctricas.

El otro extremo está conectado a una computadora, de forma que las señales que emite el cerebro llegan directamente a la máquina, y con una extraordinaria claridad.