La presencia de pequeños diamantes en el suelo son una prueba firme de la explosión de un cometa sobre América del Norte hace unos 13.000 años, que causó la extinción de numerosas especies animales, según un artículo publicado por la revista Nature.

 

El articulo señala que el cataclismo redujo la población humana de los primeros habitantes de la región e inició un período de fríos que se extendió durante unos 1.300 años por todo el planeta.

 

El calor generado por el impacto del objeto extraterrestre probablemente derritió gran parte de un glaciar que cubría la región de los Grandes Lagos y causó una enorme inundación a lo largo del curso del Río Misisipi, según esta teoría.

 

El geólogo James Kennett, de la Universidad de California en Santa Bárbara, sostuvo que las pruebas del impacto se encuentran en una fina capa de sedimentos que se extiende en toda América del Norte.

 

"Hay materiales con características químicas particulares en esa capa que proporcionan, en conjunto, pruebas muy firmes de que la capa es resultado de este impacto extraterritorial", aseguró.

 

El artículo añade que "un raro enjambre de cometas" cayó sobre América del Norte hace unos 12.900 años iniciando fuegos que causaron asfixia y llevaron a "la extinción de animales grandes, incluidos los mamuts, en toda América del Norte".

EFE