Foto: Wikimedia Commons (Referencial)
Los entornos urbanos ayudan a las personas a desarrollar una mayor resistencia para combatir las infecciones, según los hallazgos de un estudio que publica hoy la revista "Evolution".

Para llegar a esa conclusión, un equipo de expertos de la Universidad de Londres examinó a personas que portaban una variante de un gen específico que les daba resistencia contra la tuberculosis (TB) y la lepra.

Los investigadores vieron que este gen era más común en aquellos individuos procedentes de áreas con un mayor historial de urbanización, donde era más probable que las enfermedades abundaran en algún momento.

Este grupo describió el hallazgo como un ejemplo de lo que definieron como "evolución en acción".

Según la publicación, los expertos consideran este fenómeno como un ejemplo de la llamada "presión selectiva" con relación a la resistencia de una persona hacia las enfermedades.

En las ciudades y núcleos urbanos, donde las personas interaccionan de forma más próxima, la probabilidad de quedar expuesto a infecciones es teóricamente mayor.

Según este planteamiento, cuanto más alto ha sido el nivel de exposición histórica, más probabilidades ha habido de que esos genes de resistencia se extiendan entre la población a lo largo de generaciones.

Los científicos, del University College London y de la Royal Holloway de la Universidad de Londres, comprobaron los datos con el análisis de ejemplos de ADN extraídos de personas procedentes de 17 poblaciones humanas en Europa, Asia y África.

La variante del gen protector se encontró en casi todas las personas desde Oriente Medio a India y en partes de Europa, en las que las ciudades habían sido establecidas hace miles de años.

Por contra, ese gen fue menos frecuente en regiones con un historial más corto de urbanización, como África.

Según Ian Barnes, uno de los autores del estudio, "esto parece ser un ejemplo elegante de la evolución en acción".

"Subraya la importancia de un aspecto muy reciente de nuestra evolución como especies, el desarrollo de las ciudades como fuerza selectiva", dijo.

Además, de acuerdo con este experto, "podría ayudar a explicar algunas de las diferencias que observamos en la resistencia a las enfermedades en todo el mundo".

-EFE