Estados Unidos no le dará la mano a la Inteligencia Artificial en este campo.
Estados Unidos no le dará la mano a la Inteligencia Artificial en este campo. | Fuente: Unsplash

La Oficina de Patentes y Registros de Estados Unidos (USPTO) ha rechazado una propuesta para registrar dos patentes creadas por un algoritmo de Inteligencia Artificial (IA), y ha establecido que solo los seres humanos pueden registrar inventos, como ya sucede en la Unión Europea, y frente países como China que sí lo permiten.

El rechazo de Estados Unidos ha tenido lugar este lunes, tras una solicitud rellenada por el investigador de IA Stephen Thaler que buscaba obtener dos patentes por sendos inventos creados por una IA de su creación denominada 'Dabus', como ha informado la cadena BBC.

La primera patente correspondía a un diseño de contenedores entrelazables de alimentos que resultan sencillos de agarrar para los robots y la segunda una luz de alerta que parpadea con un ritmo determinado que resulta difícil de ignorar.

Thales, creador de Dabus, aseguraba que él no había ayudado al algoritmo a crear los inventos, y que por tanto sería inexacto registrar las patentes a su nombre. No obstante, la oficina de patentes ha determinado que los inventos solamente pueden registrarse a nombre de seres humanos.

El pasado mes de enero, la Agencia Europea de Patentes rechazó la misma propuesta de Thales, presentada en otoño de 2018, que pedía identificar a la IA Dabus como inventora de las dos patentes.

La organización consideró que "el marco legal del sistema europeo de patentes concluye que el inventor designado en una patente europea debe ser una persona natural".

Este rechazo se debe a que, para poder ejercer los derechos como inventor, este debe tener una personalidad legal, que los sistemas de IA y las máquinas no tienen, según ha concluido la institución europea.

En China sí es posible

Por otro lado, la postura de China se opone a la legislación de Estados Unidos y Europa y sí ha permitido el registro de propiedad intelectual a nombre de un algoritmo de IA desarrollado por el gigante tecnológico chino Tencent.

Tencent presentó una denuncia contra una plataforma de información local que había difundido una noticia sobre índices financieros escrita por su herramienta de IA Dreamwriter, sin haber obtenido permiso.

Según un tribunal en Shenzhen, en la provincia de Guangdong, el estilo de expresión de artículo cumplía los requisitos para el resto de textos escritos e incluso hacía uso de una estructura lógica y un estilo original.

El propietario de la web fue sentenciado a pagar a Tencent una multa de 1,500 yuanes -196 euros al cambio- por la infracción de derechos.

Europa Press

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.