Foto: EFE
Los restos fosilizados de Ida, un lémur y antepasado de los primates que vivió hace 47 millones de años en lo que hoy es Alemania, son expuestos por primera vez en el museo Senckenburg de Fráncfort, dentro de la muestra "Safari hacia el hombre primitivo".

El fósil está considerado como el mas completo que se conoce de tal antigüedad, ya que se conserva en su totalidad la placa A de la piedra que lo conservaba y el 90 por ciento de su negativo en la placa B.

Durante su presentación a la prensa, el paleontólogo alemán Jens Franzen subrayó además que se han conservado con el fósil cabellos del animal y el contenido de su estómago, en el que pueden reconocerse restos de frutas y hojas.

El fósil fue descubierto hace un cuarto de siglo por un aficionado a la paleontología en la cantera de pizarra de Messel, junto a la localidad de Darmstadt, en el suroeste de Alemania, lugar que entre tanto ha sido declarado patrimonio natural de la humanidad por la UNESCO.

Los expertos alemanes tienen intención ahora de reconstruir el esqueleto y el animal con una reproducción tridimensional, así como de rodar una película en la que pueda verse a Ida virtualmente en el que fue su entorno hace casi 50 millones de años.

El fósil de Ida ha dado lugar ya a controversias, ya que algunos científicos consideran que puede tratarse de un eslabón perdido en el desarrollo de los lemures hacia los primates y los seres humanos.

EFE