Una empresa chilena presentó hoy herraduras fabricadas con cobre como principal componente, "únicas en el mundo", que eliminan hongos y bacterias de los caballos y mitigan los impactos en cada pisada.

"Es más plástica que la de hierro, absorbe mejor los impactos y los mitiga en un 8,56 por ciento en cada pisada", explicó a los periodistas Alan Krausz, gerente general de la compañía Kawell, creadoras de estas herraduras.

Las herraduras, que son reciclables, pueden ser trabajadas en frío y son más plásticas que las de hierro, metal con el que suelen estar hechas subrayó el ejecutivo de la empresa, cuyo nombre significa "caballo" en mapudungun, el idioma mapuche.

Según Krausz, las herraduras de cobre pueden eliminar "el 99 ciento de los hongos y bacterias", gracias a que "se oxidan y liberan sales de cobre".

Por ejemplo, cuando un caballo de carreras tiene problemas bacterianos puede estar hasta seis meses de baja, mientras que, según Alan Krausz, con su producto "el proceso es mucho menor, de treinta a sesenta días".

Como principal desventaja tienen su alto coste: tres veces más que una de hierro. "El precio inicial es más caro pero, a medio y largo plazo, tiene el mismo costo o incluso menor. Una herradura de cobre puede usarse de dos a tres veces. Además, se reducen las visitas al veterinario y el uso de sales", destacó Krausz.

Por este motivo, el negocio central se centra en caballos de alta competencia, con el objetivo de llegar a facturar unos veinte millones de dólares anuales en cinco años, según el ejecutivo.

Las herraduras están compuestas por un 83 por ciento de cobre, mientras que el porcentaje restante son otros metales, que Krausz no quiso desvelar.

EFE