La compañía Hewlett-Packard (HP) anunció hoy que ha alcanzado un acuerdo con su ex consejero delegado Mark Hurd sobre la demanda que la compañía interpuso contra él cuando, poco después de dejar la empresa, éste fichó por su competidora Oracle.

Como parte de ese acuerdo, Hurd accedió a renunciar a los derechos que le correspondían sobre más de 340.000 acciones de HP cuando acabara su contrato con la compañía informática por cumplimiento de objetivos.

HP demandó el pasado 7 de septiembre a su dimitido presidente y consejero delegado, tan sólo unas horas después de que éste fuera sido nombrado copresidente y miembro del Consejo de Administración de Oracle.

La demanda fue interpuesta en el Tribunal Superior del estado de California, en Santa Clara, y estaba relacionada con los acuerdos de confidencialidad que Hurd alcanzó en su día con HP, una empresa que compite con Oracle en ámbitos como el de servidores, almacenamiento de datos y software empresarial.

Hurd dimitió de su puesto al frente de HP después de verse envuelto en un extraño incidente con una ex contratista que lo acusó de acoso sexual.

La correspondiente investigación interna determinó que Hurd no violó las políticas de la empresa sobre acoso sexual, pero sí otras de conducta empresarial, al someter informes de gastos imprecisos para ocultar "una estrecha relación personal" con la mujer, quien trabajó como contratista de marketing independiente para HP entre 2007 y 2009.

A Hurd se le atribuye la transformación de HP, ya que, bajo su mandato desde abril de 2005, la compañía invirtió más de 20.000 millones de dólares para pasar de vender computadores e impresoras a un amplio y lucrativo negocio que la ha convertido en la mayor empresa tecnológica del mundo por facturación.

EFE