NASA

La nave rusa Soyuz TMA-10M, con tres tripulantes a bordo, se acopló hoy con éxito a la Estación Espacial Internacional (EEI), informó el Centro del Control de Vuelos (CCVE) de Rusia.

La maniobra, que se llevó a cabo en régimen automático, se produjo a las 02.48 GMT, como estaba previsto, según las agencias locales.

La Soyuz había despegado del cosmódromo kazajo de Baikonur con ayuda de un cohete portador Soyuz-FG, cuando habitualmente las naves rusas necesitan dos días para llegar a la EEI.

La tripulación de la Soyuz TMA-10M, que abrirá las escotillas, la integran los cosmonautas rusos Oleg Kótov y Serguéi Riazanski, y el astronauta estadounidense Michael Hopkins.

Para Kótov será ya su tercer viaje a la Estación Espacial Internacional, mientras tanto para Riazanski y para Hopkins el de hoy será su bautismo de fuego.

Según las previsiones, los tres nuevos inquilinos de la plataforma orbital permanecerán en la estación durante 168 días, plazo durante el que realizarán varias caminatas espaciales y diversos experimentos científicos.

Entre otras cosas, recibirán la antorcha de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014, que saldrá por vez primera al espacio exterior durante una caminata el próximo 9 de noviembre, según el Centro de Entrenamiento de Cosmonautas de Rusia.

Precisamente, Kótov y Riazanski serán los encargados de portar la antorcha olímpica en el espacio exterior por vez primera en la historia.

"La antorcha, que saldrá al espacio exterior, es la misma que encenderá el pebetero con la llama olímpica de Sochi", dijo Dmitri Chernishenko, presidente del comité organizador de los Juegos de Invierno.

El próximo 20 de noviembre los seis habitantes de la Estación celebrarán el 15 aniversario del comienzo de la construcción de la plataforma, cuya vida útil ha sido prolongada hasta 2020.

En la Estación Espacial les esperan el cosmonauta ruso Fiódor Yurchijin, el italiano Luca Parmitano y la estadounidense Karen Nyberg, quienes regresarán a la Tierra el próximo 11 de noviembre.

Desde la retirada de los transbordadores estadounidenses, las naves Soyuz son el único medio de transporte de cosmonautas entre la Tierra y la EEI. EFE