Google

Google cerró este uno de julio su servicio Reader tras el anuncio oficial que indicaba que existía un número decreciente de usuarios. Los desarrolladores RSS podrán exportar sus datos en un plazo máximo de cuatro meses.

La empresa de Mountain View recomendó usar la herramienta Googe Takeout para descargar un archivo .ZIP que contenga los feeds en un documento XML. Esta data podrá ser usada en otras plataformas.

Especialistas señalan que el uso de los lectores de RSS tradicionales disminuyó en los últimos años, tras el uso masivo de Twitter y a aplicaciones como Flipboard.

Por su parte, existen versiones que aseguran que Google no poseía ningún empleado que se dedique al 100% a Reader para fiscalizar que se cumplen las políticas. Al parecer, la empresa trató de evitar que surjan demandas legales por privacidad.

Herramientas alternas

Los usuarios pueden usar otro tipo de aplicaciones y servicios que reemplacen la función de Google Reader. Entre ellas, destacan Feedly que cuenta con funciones similares al servicio de Reader de Google.

También, se encuentra The Old Reader que surgió tras el anuncio de eliminar la interactividad social del lector de feeds clausurado. Asimismo, para los dispositivos móviles como iPad o iPhone, la opción es Flipboard.